Inicio  \  Bodegas  \  Detalle  \  CÍA.-DE-VINOS-TELMO-RODRÍGUEZ 1994 DO-Cigales

Buscador de bodegas

Nombre de la bodega

Nombre del vino

Zona

 

La Compañía de Vinos Telmo Rodríguez nació en 1994 cuando Pablo Eguzkiza y Telmo Rodríguez junto con un tercer enólogo elaboraron un vino con garnacha de viejas viñas de Navarra. El vino se llamó Alma. De esta manera arrancó el proyecto, que en un primer momento se llamó Compañía de Vinos de La Granja. Un nombre en el que quedaba claro que la Compañía haría más vinos y que había un claro homenaje a La Granja, la famosa fábrica de vidrios de San Ildefonso (Segovia).
Aunque su primer vino fue todo un éxito, la subida de precios de las uvas que tuvo lugar durante los años 90 unida a la falta de compromiso de las cooperativas, obligaron a la Compañía a abandonar la zona para adentrarse en otros proyectos, siendo Rueda su segunda zona explorada.
Los inicios de la Compañía no fueron fáciles y la escasez de medios les obligó a continuar su proyecto en zonas de viñedos poco conocidos con precios de uva más asequibles. A la compra de uva se le fueron añadiendo los primeros arrendamientos de viñedos así como la adquisición de viñedos y terrenos en propiedad. Hoy en día la Compañía tiene sus propios viñedos en Rioja, Ribera del Duero, Málaga, Cebreros y Valdeorras y arrienda viñedos en Toro, mientras que en Rueda, Alicante y Cigales compran el vino y también la uva.
Desde su nacimiento, el argumento fundamental de la Compañía ha sido la utilización únicamente de variedades autóctonas de zonas originales, así como la recuperación de viñedos olvidados. Una filosofía que contrasta con lo que venimos viendo en los últimos años, en los que la implantación de variedades foráneas viene siendo la tónica habitual.

Los protagonistas:
Pablo Eguzkiza, discípulo de Jean Claude Berruet (Petrus, Magdelaine, Dominus...), ha trabajado en La Rioja (Barón de Oña y Remelluri) después de que fuera el responsable de la cosecha 1989 en Dominus Napa Valley y de realizar trabajos de investigación para Château Petrus. Telmo Rodríguez, también enólogo formado en Burdeos, trabajó tres años con Bruno Prats en Château Cos d'Estournel y Château Petit Village. Después de su experiencia bordelesa, se fue al Rhône a vinificar en las bodegas Chave y Trevallon. Amigos como Perrin y Clape le enseñaron a vinificar variedades como la garnacha, tinta y blanca, y la syrah. Después de trabajar 10 años en Remelluri, su bodega familiar, se dedica de pleno a este apasionante proyecto.

CIGALES
Esta importante e incomprendida zona vitícola fue conocida por su original vino rosado, que se comercializaba sobre todo en el norte de España. Lo cierto es que otros viñedos de la región, como la Ribera del Duero, producían entonces vinos del mismo color, que nunca llegaron a gozar de la misma popularidad. Las lomas de cantos rodados que descienden hacia el río Duero y la mezcla original de las uvas tempranillo y garnacha son sus principales señas de identidad. Seducidos por la idea de volver a elaborar un rosado de la zona, luego la calidad de sus uvas les animó a elaborar un vino joven y sencillo, pero bueno, basado en la mezcla de toda la vida.