Selección del Mes

header_club_vinyapedrosa_ES

SELECCIÓN Nº. 274, ENERO DE 2018

“Viña Pedrosa”

2 Viña Pedrosa Crianza 2015 (DO Ribera del Duero)
2 Viña Pedrosa Cepa Gavilán Crianza 2015 (DO Ribera del Duero)
2 Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 (DO Ribera del Duero)

Precio especial socios de “El Club”: 94,95€

Este mes nuestros socios de El Club recibirán una fantástica selección de una bodega histórica de Ribera del Duero: Hermanos Pérez Pascuas. Viña Pedrosa Crianza 2015, Viña Pedrosa Cepa Gavilán Crianza 2015 y Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 son tres vinos de familia que reflejan el alma, la personalidad y el estilo de una de las bodegas que formaron parte del pequeño grupo que fundó la Denominación de Origen de Ribera del Duero. Una selección que costaría 107,50€ y que nuestros socios recibirán por tan sólo 94,95€.

BODEGAS HERMANOS PÉREZ PASCUAS. DO RIBERA DEL DUERO
Fue en 1980 cuando los hermanos Benjamín, Manuel y Adolfo Pérez Pascuas decidieron fundar una bodega propia en Pedrosa de Duero (Burgos). Seguros de la calidad del viñedo que había plantado su padre, elaboraron la primera cosecha ese año y, en 1982, fundaron la DO Ribera del Duero junto con un pequeño y selecto grupo de bodegas. En el municipio burgalés, además de encontrarse Viña Pedrosa, la marca emblema de la casa, también se establecen las renombradas Bodegas Rodero y Pago de los Capellanes.
El viñedo se ha ido ampliando y, actualmente, Hnos. Pérez Pascuas cuenta con 150 hectáreas en propiedad, plantadas principalmente con tinto fino (tempranillo, tinta del país), la variedad clásica en Ribera del Duero, y un pequeño porcentaje de cabernet sauvignon (un 10%). Sus cepas viejas, con una edad que ronda los 30 años, están moldeadas por el tiempo y son el ADN de Viña Pedrosa, la materia prima que permite elaborar vinos equilibrados, potentes y de gran guarda. La bodega cuenta con una serie de naves que acogen más de 4.000 barricas de roble que se renuevan cada tres años.
El director técnico y enólogo José Manuel Pérez Ovejas es el encargado de elaborar las 500.000 botellas anuales. Bodegas Hermanos Pérez Pascuas exporta el 43% de su volumen de producción anual a más de 38 países.

AÑADA 2015
Según Manuel Pérez Pascuas, la añada de 2015 ha sido la vendimia de la letra E: Excelencia y Escasez. “La producción ha sido un 25% menor que la pasada campaña 2014, pero de una calidad excepcional”, explica. “El mejor regalo para celebrar el 35 cumpleaños de Viña Pedrosa es la excelencia en la uva vendimiada. Una vez más, tenemos que dar gracias porque la climatología ha sido perfecta y ha permitido que el trabajo realizado en nuestro viñedo a lo largo de todo un año culmine de forma inmejorable”, afirma también su hermano Benjamín. Después de analíticas y catas de uvas, el 25 de septiembre, empezó la vendimia en la bodega. El 6 de octubre se acabó la recolección de las 145 hectáreas de viñedo en propiedad: de 3.500 a 5.500 kilos de uva por hectárea recolectados manualmente. Para Adolfo Pérez Pascuas, el número 5 no ha fallado. Las tres últimas cosechas acabadas en ese número han dado lugar a vinos estelares en la historia de la bodega. “Y cinco serán los años que habrá que esperar para que los Grandes Reservas de Viña Pedrosa finalicen su crianza en bodega”, afirma el hermano menor.

Viña Pedrosa Crianza 2015 es 100% tinto fino con una crianza de 18 meses en barrica de roble americano y francés, y un reposo mínimo en botella de 6 meses. Los viñedos tienen una edad comprendida entre los 20 y los 25 años y se vendimian manualmente.
Viña Pedrosa Crianza 2015 tiene un color granate muy seductor y profundo. En nariz es expresivo con perfume de frutos rojos y negros maduros como la ciruela, entrelazados con una carga de hierbas aromáticas y flores (violetas y tomillo) y un punto de piedra mojada y caramelo tostado. En boca es una explosión afrutada, el vino se muestra opulento con un entramado de taninos que se irán perfilando con el tiempo y le otorgarán una textura aún más sedosa y envolvente. Muy suculento, tiene recuerdos de grosella espinosa y arándanos, con notas finales de regaliz negro. Ideal con embutidos grasos como el morcón blanco o la butifarra negra a la brasa o con carnes asadas como el cordero o caza menor como la liebre o las aves. Recomendamos servir entre 15 y 17ºC en la copa Syrah de la serie Vinum XL de Riedel (6416/41) o en la Cabernet Sauvignon de la serie Vinum XL de Riedel (6416/00).

En palabras de José Manuel Pérez Ovejas: “Viña Pedrosa Crianza 2015 es el resultado de una viticultura muy bien trabajada. Es un vino que procede del auténtico clon de tinto fino de los viejos viñedos de la familia con una elaboración orientada a la elegancia, la sutileza y el equilibrio que definen su singularidad. Perfil de vino de guarda, con inmenso potencial de futuro. Óptima maduración. Crecerá mucho en botella por su acidez tan positiva. La gran calidad de sus taninos lo hacen enormemente receptivo desde el primer momento. Vino que emociona en cada sorbo”.
Viña Pedrosa Cepa Gavilán Crianza 2015 se elabora con tinto fino y tiene una crianza en barrica de roble francés y americano de un año. El rendimiento del viñedo, con cepas que tienen entre 10 y 20 años, es de 4.500 kg por hectárea. Se embotelló en diciembre de 2016.

Viña Pedrosa Cepa Gavilán Crianza 2015 es de color rubí profundo. En nariz tiene mucha fruta negra fresca, notas fragantes de especias como el clavo, el regaliz de palo y el romero y un punto de especia dulce como vainilla y coco, así como de caramelo de feria. En boca, su entrada es envolvente y sedosa con unos taninos estructurados que le confieren volumen y cuerpo. Fresco y armónico deja recuerdos de frutas rojas y negras, con un intenso regaliz negro y un punto de eucalipto. Largo y placentero, recomendamos guardar en botella un par de años. Será el acompañante ideal de carnes a la brasa, casquería asada y un arroz de montaña. Servir entre 14 y 16ºC en la copa Syrah de la serie Vinum de Riedel (416/30) o en la copa Tempranillo de la serie Vinum de Riedel (6416/31).

Según José Manuel Pérez Ovejas, “Viña Pedrosa Cepa Gavilán Crianza 2015 exhibe el estilo excepcional de Bodegas Hnos. Pérez Pascuas en una gran añada”. Y continúa: “Definido por su frescura, equilibrio y mineralidad, transmite la pasión y el compromiso de la bodega. Pura fruta roja en perfecto balance con una maduración en barrica muy bien ajustada, que le permite alcanzar una expresión única y enormemente atractiva”.

AÑADA 2014
La vendimia de este año en Ribera del Duero empezó el 10 de septiembre y acabó el 30 de octubre. Se adelantó 6 días con respecto a las fechas tradicionales, seguramente por un mayor peso de los racimos. Los vinos de esta añada se definen por un gran equilibrio con taninos dulzones que denotan la buena polimerización lograda durante la maduración fenólica de las bayas. Finalmente, en cuanto a la vocación final de los vinos, y siempre en función de las parcelas y de la forma de elaboración, las uvas tenían en términos generales calidad suficiente para la consecución, tanto de grandes vinos de guarda larga, como de elaboraciones más ligeras y afrutadas.

Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 es un monovarietal de tinto fino con una crianza mínima de 20 meses en barrica de roble francés y un reposo mínimo en botella de 12 meses. Con edades que van de los 20 a los 35 años, el viñedo tiene un rendimiento por hectárea de 3.500 kg.
De un color granate intenso, en nariz Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 tiene notas de frutas negras maduras como el casis y la cereza en licor con un toffee incipiente y unos fragantes toques especiados como el clavo y la vainilla, además de un leve punto de pimienta y de sotobosque que le otorgan carácter y complejidad. En boca se caracteriza por una entrada de taninos opulentos y estructurados que le auguran una larga vida en botella, y con una fruta que evolucionará a compota y otros aromas que con el tiempo se
harán más intensos, recordando el cuero fino y el tabaco. Para olvidar en la cava una década, una verdadera joya para los pacientes. El acompañante ideal de un solomillo de ternera o un cochinillo o codillo al horno con verduras, así como unos canelones de riñones con bechamel. Recomendamos decantar y servir entre 15 y 17ºC en la copa Cabernet Sauvignon/Merlot de la serie Vinum de Riedel (416/0) o en la copa Syrah de la serie Grape de Riedel (6404/30).

“Viña Pedrosa Finca La Navilla 2014 es un vino procedente de un viñedo privilegiado, de más de 45 años, situado a 844 metros de altitud. Aromas de inmensa complejidad. Madera muy bien ajustada y mineralidad muy atractiva. Opulencia y concentración no exento de finura. Armonía y sutileza que demuestran una elaboración de gran altura y muy respetuosa. Auténtico vino de terruño, de corte muy atlántico”, explica José Manuel Pérez Ovejas.

Más información en vilaviniteca.es, facebook.com/vilaviniteca y twitter.com/vilaviniteca
Hacerme socio de El Club de Vila Viniteca