Inicio  \  Nuestros clubs  \  El club  \  Selección del mes



CA N'ESTRUC

SELECCIÓN NÚM. 269. JULIO DE 2017. CA N'ESTRUC

Precio club 79.95 €


1 L’Equilibrista 2014 (DO Catalunya)
1 L’Equilibrista Garnatxa 2014 (DO Catalunya)
1 L’Equilibrista Blanc 2015 (DO Catalunya)
1 Idoia Negre 2013 (DO Catalunya)
1 Idoia Blanc 2015 (DO Catalunya)
1 Ca N’Estruc /bi/ 2016 Xarel·lo (Catalunya)

Historia, Montserrat, viejas viñas, pequeños tesoros, grandes cuvées… Este mes El Club reúne seis botellas de Ca N’Estruc, la propiedad en la que Siscu Martí cultiva 22 hectáreas de viñedos propios, y que encaja a la perfección con los conceptos anteriores. Con una tradición vitivinícola que se remonta al año 1548, Ca N’Estruc fue la primera bodega que se inscribió en la DO Catalunya y, a los pies de la montaña de Montserrat, elabora vinos jóvenes, naturales y con crianza. Selección indispensable para nuestros socios.

CA N’ESTRUC. DO CATALUNYA
La finca de Ca N’Estruc está situada en la ladera de la montaña de Montserrat, en el término municipal de Esparreguera. Su historia se remonta al siglo XVI, aunque hasta el año 1960, la actividad de la finca se centraba en dos actividades tradicionales: la agricultura y la ganadería. Hasta los años 90, la producción de la finca se vendía en el mercado de Esparreguera. A partir de esa década, aparecieron las grandes superficies y cambiaron los sistemas de compra-venta tradicionales. Fue entonces cuando Siscu Martí, heredero de la finca y actual propietario, decidió reorientar las producciones de Ca N’Estruc y dedicarse exclusivamente al mundo de la viña y el vino. Ese momento fue un punto de inflexión en su vida. Siscu le propuso a su padre un cambio importante en el sistema de elaboración y su padre le exigió a cambio que se lo demostrase. Se dejaron aconsejar por un enólogo de confianza y se dieron cuenta de que el problema estaba en la elaboración, así que acordaron que en la próxima vendimia elaborarían media cosecha siguiendo el sistema tradicional familiar y otra media según las pautas propuestas por un enólogo de confianza y apasionado con el proyecto. Una vez vistos los excelentes resultados de la parte asesorada por el enólogo se inició un proceso, todavía en marcha, de reconversión de la viña y de nuevas plantaciones, y se seleccionaron los clones y las variedades que mejor se adaptaban a la zona.

Actualmente, Ca N’Estruc cuenta con 22 ha de viñedos en propiedad, situados a 165 m de altitud con un microclima específico. Montserrat resguarda las viñas de los vientos fríos del norte y brinda veranos frescos e inviernos cálidos, lo que supone una temperatura media anual de 14ºC. Las viñas más viejas tienen una media de más de 40 años y se podan en espaldera buscando producciones más sostenibles, así como una maduración más óptima de las bayas. Además, la finca trabaja con viticultores de la zona y controla 20 hectáreas más de viñedo de entre 40 y 60 años, la mayoría en vaso.
La bodega se encuentra en el centro de la finca para facilitar el transporte de la uva y su recepción. En las instalaciones hay depósitos de 2.500, 5.000, 10.000 y 20.000 litros de acero inoxidable con temperatura controlada que permiten separar los mostos de las diferentes viñas, clasificadas por edad y variedad. También dispone de barricas de roble francés de 225, 300, 500 y 2.500 litros de Dargaud & Jaegle, Boutes, Doreau, Saury, Mercurey, François Frères, Vicard y Seguin Moreau. En 2011, una nueva renovación de las instalaciones permitió mejorar la calidad de todo el proceso de elaboración, consiguiendo vinos más finos y equilibrados.
Junto al trabajo que se hace desde la bodega Ca N’Estruc, en 2014, con la incorporación de Anna, la hija mayor de Siscu, se ha empezado una nueva etapa con la elaboración de cantidades limitadas de vino totalmente naturales, elaborados y criados en ánfora,  sin sulfuroso, sin aditivos y sin ninguna intervención mecánica. Uno de ellos se incluye en esta selección.

L’Equilibrista 2014 es un ensamblaje de garnatxa (49%), syrah (44%) y samsó (7%) de viñedos propios y controlados de entre 18 y 40 años. Éstos se encuentran en el municipio de Esparreguera a los pies de la montaña de Montserrat, a una altitud de 165 m y sobre suelo aluvial. La vendimia de la syrah se realizó el 8 de septiembre, la de la garnatxa el 20 y el samsó (cariñena) se vendimió el 30 de septiembre. Tras la selección de la uva y el despalillado (parcialmente a mano), se fermentó una parte en barricas abiertas de roble francés y otra en depósitos de acero inoxidable, con remontados suaves. La crianza se prolongó hasta los 14 meses en barricas de roble francés Allier nuevas, de uno y dos vinos y de tostado medio. Producción de 49.000 botellas, 400 magnums y 78 botellas de 5L. 

L’Equilibrista 2014 es de un bonito color granate intenso muy brillante. En nariz presenta aromas de frutas negras maduras como las moras y los arándanos. Tras un tiempo en la copa van apareciendo notas más golosas de especias como el regaliz negro y el café molido. En boca tiene una entrada franca con una textura sedosa gracias a unos taninos redondos que le dan estructura. Recuerda al zumo de frutas rojas maduras con un delicado perfume de hierbas aromáticas. Deja un recuerdo final de caramelo tostado. ¡Suculento y delicioso! Perfecto acompañante de carnes rojas y blancas a la parrilla y con salsa. Servir entre 14 y 16ºC en la copa Cabernet/Merlot de la serie Veritas de Riedel (449/0). 

“Hemos conseguido que la añada 2014 de L’Equilibrista refleje las frutas negras y rojas con contundencia y que a la vez tenga un gran equilibrio entre la mineralidad, la pimienta rosa en grano, el chocolate y la fruta”, afirma Siscu Martí, propietario y enólogo de Ca N’Estruc.

L’Equilibrista Garnatxa 2014 se elabora con garnatxa de viñas controladas de más de 40 años. La uva se vendimió el 7 de septiembre, se despalilló parcialmente a mano y fermentó en barricas abiertas de roble francés y depósitos de acero inoxidable. Crianza de 14 meses en barricas de roble francés Allier, de uno y dos vinos y con tostado medio. Producción de 10.000 botellas y 100 magnums.

L’Equilibrista Garnatxa 2014 tiene un brillante y límpido color granate brillante con una intensidad media. En nariz aparecen seductores aromas de hierbas mediterráneas frescas como el tomillo y el romero, con predominantes notas de frutas rojas tipo grosella y un punto más complejo de especias como el clavo o el regaliz rojo. En boca es jugoso y aéreo, como un zumo de fresas de bosque, con unos taninos redondos pero presentes que le otorgan cuerpo y carácter. Todo el conjunto es fresco y vivo, con un final dulce que recuerda al caramelo de feria. Ideal para acompañar quesos blancos de pasta blanda o cremosos de cabra y oveja, embutidos ibéricos, así como con delicadas elaboraciones con carnes guisadas y salsas ligeras. Servir entre 14 y 16ºC en la copa Pinot/Nebbiolo de la serie Grape de Riedel (6404/07).

L’Equilibrista Garnatxa 2014 es una pequeña y exclusiva cuvée de garnatxa, fresca y de larga persistencia en boca”.

L’Equilibrista Blanc 2015 es 100% xarel·lo de viñas situadas en Esparraguera a una altitud de 165 m sobre suelo aluvial. La edad media de las cepas es de 40 años y la uva se vendimió el 4 de septiembre. Los racimos se despalillaron y el mosto fermentó e hizo la crianza durante seis meses en tinos de 2.500 L.

L’Equilibrista Blanc 2015 es de un color pálido con reflejos ligeramente dorados. En nariz es fragante con notas de frutas como la pera o la piel de lima, así como de frutas exóticas como la piña. En boca tiene una entrada sutil y delicada, y poco a poco va mostrando su carácter refinado con aromas que recuerdan a las hierbas mediterráneas como el hinojo. De textura amable y perfilada muestra una buena tensión y recorrido. El final es cítrico y muy fresco con una ligera sensación amarga que te invita a tomar un segundo trago. Complejo y selecto. Perfecto para acompañar pescado de roca a la brasa o con salsas blancas, así como entrantes frescos y sopas frías. Servir entre 8 y 10ºC a la copa Riesling de la serie Grape de Riedel /6404/15).

L’Equilibrista Blanc 2015 es un pequeño tesoro de la finca de Ca N’Estruc elaborado con xarel·lo. Untuoso, intenso, fresco y largo”.

Idoia Negre 2013 se elabora con un 35% de syrah, un 30% de samsó, y un 35% de garnatxa. Las edades de las cepas oscilan entre los 15 y los 50 años. Todas las variedades se vendimiaron en septiembre, pero en días diferentes. La syrah fue el 10, el samsó se recolectó el 2 y la garnatxa el día 10. Tras la selección de uva y el despalillado, se realizó una fermentación de 10 a 15 días en depósitos de acero inoxidable de 25 a 200 hl con remontados diarios. La crianza tuvo lugar durante 12 meses en barricas de roble francés Allier de las mismas características que los utilizados en los otros vinos de la bodega. Producción de 16.000 botellas y 300 magnums.

De un color cereza intenso, Idoia Negre 2013 tiene unos intensos aromas de frutas rojas y negras como las moras y las grosellas. De fondo se encuentran aromas más herbáceos como el laurel y las especias dulces como el regaliz y, finalmente, un leve recuerdo de madera de su paso por barrica. En boca tiene una entrada redonda con unos taninos voluptuosos y sedosos que le otorgan una textura aterciopelada que hacen que el vino resbale en el paladar. Reencontramos aromas de suculentas frutas negras y rojas con un punto más ahumado dado por la madera y un recuerdo final de caramelo tostado. ¡Muy bueno! Será un buen compañero de carnes rojas con el magret de pato con salsa de arándanos o de aves de caza a la brasa o confitadas. Servir entre 14 y 16ºC en la copa Pinot/Nebbiolo de la serie Grape de Riedel (6404/07).

Idoia Negre 2013 es un vino aromático que recuerda al bosque mediterráneo y al caramelo. En boca es fresco y tiene un tanino resbaladizo que llena todo el paladar”.

Idoia Blanc 2015 es un ensamblaje de xarel·lo (58%), garnatxa blanca (18%), macabeu (12%) y chardonnay (12%) de viñas situadas a 165 m de altitud. Con edades entre los 20 y los 40 años, la vendimia manual se realizó en el mes de agosto –el 25 se vendimió la garnatxa blanca, el 31 la macabeu y el 17, la chardonnay– y el 4 de septiembre fue el turno de la xarel·lo. La fermentación se llevó a cabo en barricas de roble francés con levaduras autóctonas durante 18 días a una temperatura controlada de 15ºC. La crianza tuvo lugar también en barricas de roble francés Allier de diferentes toneleros, de 500 L, nuevas, de uno o dos vinos, y en otras con tostado suave durante 5 meses. Producción de 9.500 botellas y 250 magnums.

De un brillante color paja, Idoia Blanc 2015 se muestra fragante y delicado en nariz con aromas de frutas de hueso amarillas, como los albaricoques y las ciruelas, acompañadas por notas de brioche y de recuerdos de especias y tostados. En boca tiene una entrada sedosa y delicada, el vino resbala por el paladar con grasa y untuosidad. Aparecen aromas de hierbas aromáticas como el laurel y el romero con un punto de piel de limón. El final es largo y placentero con recuerdos de frutas amarillas maduras y suculentas. Un buen comodín gastronómico, perfecto para acompañar aperitivos, todo tipo de crustáceos, peces y carnes blancas. Servir entre 8 y 10ºC en la copa Riesling de la serie Grape de Riedel (6404/15).

“Con esta añada de Idoia Blanc hemos conseguido una gran armonía entre la crianza, con toques de vainilla y canela, y el racimo que le da unos toques de lima. Es, sin duda, un vino de frescor intensa, que da un gran placer”.

Ca N’Estruc /bi/ 2016 Xarel·lo se elabora siguiendo los preceptos de la viticultura biodinámica. Las uvas proceden de viñedos, con más de 50 años y situados a 270 m sobre suelos de grava, arcilla y guijarros, y se vendimiaron el 29 de septiembre a mano y en cajas de 15 kg. Tras prensarla, fermentó y se crio en ánforas de 320 L sobre sus lías. El embotellado se hizo por gravedad y sin clarificación ni filtrado.

Ca N’Estruc /bi/ 2016 Xarel·lo de un color oro pálido ligeramente turbio, dado que se ha embotellado sin filtrar. En nariz es muy fragante y complejo, ofreciendo un abanico de intensos aromas que van desde las notas terrosas y cítricas como la piel de limón a un punto más dulce y perfumado que recuerda a las hierbas aromáticas como la maría luisa. En boca tiene una entrada vibrante y con un frescor casi cítrico. Vuelven recuerdos de piel de lima y hierbas aromáticas. El final está marcado por notas lácticas que le dan complejidad, profundidad y longitud. Para acompañar un aperitivo a base de marisco y pescados ahumados como el salmón o la trucha, consomés, sopas y todo tipo de vegetales. Servir entre 8 y 10ºC en la copa Riesling de la serie Vinum de Riedel (6416/15).

“Enérgico, transparente y expresivo, Ca N’Estruc /bi/ 2016 Xarel·lo se elabora con la mínima intervención para mostrar el carácter natural de sus viñedos de xarel·lo”.