Aleksandr Vasilievich Suvórov. La ciencia de la victoria. El Arte de alimentarse

Por Rosa Mayordomo

25 de mayo de 1861, la Guerra Civil de Estados Unidos de América hace un mes y poco más que ha empezado. Es tiempo de exaltación militar. Tiempo de soldados. El Cambridge Chronicle, diario semanal de Cambridge, ciudad del norte de Estados Unidoss, publica a portada unas anécdotas de Suvaroff (“Anecdates of Suvaroff. From the Russian”).

Todas ellas muestran alguna de las características que conforman el carácter de Suvaroff

¿Quién es Suvaroff? El soldado de los mil nombres: Suvóroff, Suvaroff, Suvorov, Suvarov, Suwarrow, Suwarow, Suworoff, Souvaroff, Souvarof, Soovoroff, Suvorove, Soevorov… ¿Por qué el Cambridge Chronicle le dedica dos columnas en portada?

Aleksandr Vasilievich Suvórov Александр Васильевич Суворов, Conde de Rymnik (actual Râmnicu Sărat, Rumanía), Conde del Sacro Imperio Romanogermánico, Príncipe del Reino de Cerdeña, Príncipe del Imperio Ruso y cuarto y último Generalísimo del Imperio Ruso. Mariscal de Campo, el único general que nunca perdió una batalla. 61 años después de su muerte es un mito reconocido por sus méritos militares.

Retrato por George Dawe, Circa 1830

El Mariscal de Campo Suvòrov representa el soldado “ideal”, el militar austero, el general que cuida y sabe qué necesitan sus soldados. El estratega que formula una nueva fórmula, una nueva visión de la guerra. El hombre que nunca fue vencido por Napoleón Bonaparte. 

Partición en las siguientes batallas:

 Guerra de los Siete Años

  • Sitio de Olmütz (Actual Olomouc, República Txeca) 4 mayo-2 julio 1758

Mapa del Sitio de Olmütz

  • Batalla de Kunersdorf (Actual Kunowice, Polònia) 12 de agosto 1759

“La batalla de Kunersdorff”, Alexander Kutzebuer

  • Incursión de Berlín – 5 de octubre de 1760

Grabado de cobre de Daniel N. Chodowiecki (1789), obra de J. W. v. Archenholz

  • Sitio de Kolberg (Actual Kołobrzeg, Polonia) agosto-diciembre 1761

“Captura de la fortaleza de Kolberg”, Alexander Kutzebuer

Confederación de Bar, Podolia (actual Ucrania)

  • Batalla de Lanckorona – 23 de mayo de 1771

  • Batalla de Stołowicze – 23 de septiembre de 1771

Józef Chełmoński, 1875

Primera Guerra Ruso-Turca (1768–1774)

  • Batalla de Kozludzha – 20 junio de 1774

Grenadier Novikov salva a Suvorov de un guerreo turco

Segunda Guerra Russo-Turca. Alzamiento de Kuban Nogai (1783)

  • Batalla de Kinburn – 12 de octubre de 1783
  • Sitio de Ochakov (Özü, actual Ucrania) 1788

  • Batalla de Focșani (Moldavia – actualmente en Rumanía – 1 de agosto 1789

Grabado de la Batalla de Focșani, por Carl Schütz. Dibujo de J. Petrich- Finales del s. XVIII

  • Batalla de Rymnik (Polonia), 22 de septiembre 1789

Grabado de H.G. Schütz, Final S. XVIII

  • Sitio de Izmail, (Khadjibey, actual Odessa, Mar Negro), 22 de diciembre 1790

Alzamiento Kościuszko

  • Batalla de Brest, también llamada Terespol (Polonia, actualmente en Bielorusia) 19 de septiembre 1794

Brest, Bielorusia, finales s.XVIII

  • Batalla de Maciejowice (Polonia), 10 de octubre 1794

Jan Bogumił Plersch – Kościuszko cae herido en la batalla – 1794

  • Batalla de Praga (Distrito de Varsovia, Polonia) 4 noviembre de 1794

Vista del asalto a Praga

Guerra de la Segunda Coalición

  • Primera Batalla de Marengo (Spinetta, Italia) 16 de mayo de 1799
  • Batalla de Cassano (Cauce del río Adda, Cassano d’Adda, Lombardía, Italia) 27 de abril de 1799

“Suvorov en la batalla de Cassano”, Luigi Schiavonetti (Inicios s. XIX)

  • Batalla de Trebbia (en el cauce del río Trebbia, cerca de Piazencia, Italia), 8 de junio de 1799

“La batalla de Suvarov en Trebbia”, Aleksandr E. Kotsebu, 1857

  • Batalla de Novi (Piamonte, Italia), 5 de agosto 1799

Alexander Kotzebue – Entre 1852 y 1855

Expedición Suiza de Suvorov

  • Batalla del Paso de St. Gotthard, 24-26 de septiembre 1799

“El ejército de Suvorov cruza el Paso de St. Gotthard”, Alexander Kotzebue

  • Batalla del Puente del Diablo, 25 de septiembre 1799

“Cruzando el Puente del Diablo el 14 de septiembre”, Alexander Kotzebue, 1857

  • Paso de Panix (Alpes suizos, entre los lados de Glarus y Graubünden), octubre de 1799

“Suvorov cruzando el Paso de Panix”, Alexander Kotzebue, 1860

“Suvorov cruzando los Alpes”, Vasily Surikov, 1899

La heroicidad del ejército de Suvorov, comandado por el viejo Mariscal de Campo de 70 años, sin provisiones, mal equipados, las armas perdidas y extraordinarias condiciones climáticas, al cruzar los Alpes por el paso de Panix (2.404 m) le hizo ganar la admiración de Europa y el mal nombre del Aníbal Ruso.

****

El muy noble Sovórov nació en Moscú el 24 de noviembre (Calendario Gregoriano) de 1729 y murió el 18 de mayo de 1800 en San Petersburgo. Está considerado como uno de los más grandes generales de Rusia. Aseguró los nuevos territorios anexionados a Rusia, en tanto que formuló nuevas estrategias militares, siendo su legado numerosos manuales militares, de los que destaca La Ciencia de la Victoria (Nauka pobiezhdat), traducida en ocasiones como El Arte de la Victoria. Cómo ganar. Una conversación con los soldados en su propio lenguaje. Es la primera constancia de texto militar escrito no solo para oficiales, sino para cada clase de soldado. (Longworth, 1966)

La Ciencia de la Victoria, Moscú, 1913

Portada de Suvorov y ego Nauka pobiezhdat (1931)

Sus reconocimientos militares:

* Orden de Sant Andreu, de Primera Clase (Batalla de Kinburn)
* Orden de Sant Jordi, de Primera Clase (Batalla de Rymnik)

Estrella y cinta del Orden de Sant Jordi de A.V. Sovorov

* Orden de San Príncipe Vladimir, de Primera Clase, (Alzamiento de Kuban Nogai – 1783)
* Orden Imperial de San Alexandr Nevsky, Imperio Ruso
* Orden de Santa Ana, de Primera Clase (30 septiembre 1770)
* Orden del Águila Negra (Hoher Orden vom Schwarzen Adler,Reino de Prusia)
* Orden del Águila Roja (Roter Adlerorden, Reino de Prusia)
* Orden del Águila Blanca (Order Orła Białego, Reino de Polonia)
* Orden de St. Maurice and Lazarus
* Gran Cruz de la Orden de San Juan de Jerusalem (Ordo Fratrum Hospitalis Sancti Ioannis Hierosolymitani, Reino de Jerusalem, Rhodas, Malta, San Petersburgo)
* Orden de San Hubert, Ducado de Baviera
* Orden de San Estanislao, Order Św. Stanisława Biskupa Męczennika, Reino de Polonia)
* Orden de Maria Teresa, de Primera Clase, Militär-Maria-Theresien-Orden (Monarquía Habsburg)

*****

La figura del Mariscal de Campo Alexander Suvórov es de tal magnitud que ha dado nombre a instituciones, islas, barcos, poblaciones, epopeyas, academias militares, tales como:

  • Suvorov Memorial Museum (Музей Суворова), San Petersburgo
  • The Page Corps Museum of Suvorov Military School, San Petersburgo
  • Suvorov Museum, Timanivka, Ucrania
  • V. Suvorov War History Museum in Kobrin, Brest Region, Kobrin (casa que perteneció a A.V Suvorov)
  • Suvorov Museum Izmail, Ucrania
  • Suworow Museum Altdorf, Altdor, Suiza
  • Suworow Museum, Glarus, Suiza
  • Todo tipo de monumentos conmemorativos en Suiza, Italia, Crimea, Bielorusia, y campos de batalla
  • Nombres de calles, como Suwarrow Circle, Tega, SC (EE.UU.) y Sowarrow St., Fairlight, Nueva Gales del Sur, Australia
  • Localidad: Suvorov, Tula Oblast, Suvorovsky District, Rusia
  • Localidad: Suvorov, Rostov Oblast, Rusia
  • Localidad: Suvorov (Suvorovo), un “selo“ en Suvorovsky Rural Administrative Okrug del Districto de Pogarsky, en Oblast de Bryansk, Rusia
  • Localidad: Atolón Suwarow, Islas Cook. El Barco “Suvorov” llegó en 1814. Llamada también como “La isla del Tesoro”, la esposa de Robert Louis Stevenson, Fanny, la describió como “la isla más romántica del mundo.
  • Poema épico de Lord Byron, Don Juan, 1879. Carácter de Suwarrow.
  • Cartel publicitario de Cacao Suchard

Cartel publicitario Cacao Suchard, finales s. XIX

  • Barco de vela “Suvorov”, 1813 comandado por Mikhail Petrovich Lazarev

Ruta del Barco “Suvorov”

  • Knyaz Suvorov(Князь Суворов), 1904. Barco de guerra

  • Roble Suvorov, Crimea (Quercus Robur centenario nombrado en honor del A.V. Suvorov recordando que las negociaciones de paz tuvieron lugar a su alrededor).
  • Película “Suvorov”, producción de la Unión Soviética, de 1940. Dirigida por Vsevolod Pudovkin y Mikhail Doller. Estrenada en Rusia el 23 de enero de 1941, cinco meses antes del inicio de la Operación Barba-roja.

Cartel de la película “Sovorov”

Para visualizar la película: https://youtu.be/-sDLmZeWG2w

  • Película “El teniente Suvorov”, 2009. Dirigida por Aleksey Kozlov

******

La llegada del barco “Suvarov” a las islas Aleutianes (1813), que en ese momento pertenecía al Imperio Ruso, y concretamente a Unalaska, tuvo un gran impacto social. El apellido “Suvarov” –también con su variante Sovoroff– se utilizó para los nuevos nacidos de las relaciones de la marinería con mujeres locales.

Esta circunstancia se puede verificar en las fichas de los niños que, muchos años después (ya bajo la soberanía de EEUU, fueron apartados de sus familias y trasladados a escuelas de americanización, lejos de sus localidades de origen. Como ejemplo, dos fichas de dos niñas que a la edad de 5 años fueron enviadas a la Carlisle Indian Industrial School, en Carlisle, Pennsylvania.

Ficha de la niña Sosipatra Paula Suvaroff

Ficha de la niña Irene Suvaroff

En este caso, las niñas eran entrenadas para hacer de sirvientas en casas adineradas. En las fichas se pueden verificar a quién eran encomendadas.

*****

Nos podemos preguntar qué tiene Suvorov y el arte de alimentarse. Incidimos en que el Mariscal de Campo Suvorov era un hombre austero, poco amigo de las grandes comilonas. De físico magro, raquítico. Sus hábitos son nombrados por Leger M.P. de Laverne, conde de Laverne y antiguo oficial de dragones del ejercito austríaco -que conoció a Suvorov- en su libro La vida del Mariscal de Campo Souvarof, 1814:

“… Era su costumbre levantarse al amanecer, sobre su cuerpo desnudo se le echaban varios cubos de agua fría… Cenaba a las 8 o a las 9. Estando de servicio, estaba acostumbrado a vivir con la misma comida que los soldados, que consistía en un trozo de pan grueso, a menudo agrio, y un caldo o unas papillas grasas de avena o harina de avena. Cuando no estaba en el ejército, añadía unas rodajas de carne salada, con un poco de manteca y queso. Su bebida habitual era un tipo de cerveza hecha de trigo fermentado que los rusos llaman Kislichtschy, y un poco de brandi después de cenar. Hacía dos comidas al día y comía con vigor. Tras cenar dormía tres horas… Antes de acostarse y recién levantado se tomaba una taza de té o café.”

Estas papillas grasas de avena o harina de avena son la kasha. Es un plato tradicional ruso que pasó de ser una comida ritual que se servía en todas las ceremonias de vida del individuo a ser el plato de aristocracia y campesinos.

La aportación de Suvorov a la gastronomía rusa radica en que, según se cuenta, hallándose en una sus campañas militares fue informado de que no había suficiente grano de avena para alimentar a la tropa. El Mariscal de Campo ordenó que se mezclaran todos los tipos de grano disponibles, así como algunas legumbres (guisantes). ¡Nació la kasha mixta!

Kasha con arándanos

Este plato se ajusta a la dieta y a la personalidad de Suvorov: nutritivo, austero, calórico para afrontar la batalla. Su vida doméstico-familiar también se caracterizaba por las comidas ligeras y ayunos marcados por el calendario greco-ortodoxo.

El hombre que jamás fue vencido por Napoleón hubiera quedado prendado al saber que, después de su muerte repentina, rechazado por el hijo de su admirada Caterina II, zarina de Rusia, Pablo I, toda una serie de viandas recibirían su nombre.

Caricatura de Suvarov: General trágueselo todo o Comiendo un fricassé francés

 Respecto a la cocina internacional, el inicio del s. XVIII marca un punto de inflexión en el prestigio de Suvarov. Está generalmente aceptado que Antonin Carême (1784-1833) –el primer cocinero que se hace llamar a sí mismo como chef de la cocina de, y que es reconocido como El rey de los chefs y el chef de los reyes, cocinero de Charles Maurice de Talleyrand, del príncipe-regente de Inglaterra, del príncipe Real de Wutemberg y otros aristocráticos, dio el nombre de Souvarov a una elaboración a base de faisán, foie gras, trufas y vino de Madeira. El punto de partida para este plato podría ser el de la Perdiz a la Alcántara, y que se enriqueció con trufas y otras variaciones en la receta original. En este contexto el Faisán a la Souvarov se incorpora al corpus culinarium universal.

Faisán a la Souvaroff

No hemos encontrado en ninguno de los libros de Carême, o en sus menús publicados en Le Maitre-d’Hotel Français recetas con el nombre de Souvarov, Souvaroff o Souvarow. La literatura gastronómica le concede la autoría del procedimiento, y en recetarios posteriores creados por nuevos chefs sí que se detallan recetas a la Souvarov. Becadas, faisanes, pulardas, codornices, incluso riñones, crestas de gallo y galletas.

Auguste Escoffier (1846-1935), en su libro Guía Culinaria (A guide to modern cookery) editado en 1907, incluye la Pularda Souvaroff (pág. 493), y en Ma Cuisine la Poularde Souvarow (pág. 334, Edición francesa), Crestas y riñones Souvarow (pág. 368, Edición francesa), y la Codorniz Souvarow (pág. 524, Edición New York).

Henri-Paul Pellaprat (1869-1949), cocinero y maestro de cocineros, en su obra Modern French Culinary Art presenta las recetas de las galletas Souvaroff (pág. 1005).

Paul Haeberlin (1923-2008), Chef y propietario del Auberge de l’Ill creó La Truffe Souvarov, y Paul Bocuse (1926-2018) el Faisán relleno de “foie-gras”, a la Souvarov (pág. 307).

Geert Van Hecke (1956), chef del restaurante De Karmeliet de Bruges (que cerró en 2016), presentó en su carta de otoño de 2013 el Faisán rostic, foie d’oie y trufa negra de Richerenches “Souvaroff”, parmentier de sus muslos.

La Enciclopedia de la Cocina de Luigi Carnacina (pág. 635) nos detalla el Faisán a la Souwaroff. Carole Faivre, en su Tesi Doctoral de 2012, Onomastique de l’art culinaire en France, determina que al Larousse Gastronomique de 1938 la denominación Souvarov se repite 7 veces.

Antonin Carême dijo: “La cocina es una ciencia. Nadie nace cocinero. Como ciencia, la cocina requiere organización, observación, estructuración y clasificación del conocimiento, y experimentación”. Su obra El arte de la Cocina Francesa en el siglo XIX es uno de los libros más importantes de la historia de la cocina y de la gastronomía. Suvorov, con su obra La Ciencia de la Victoria, ordenó y organizó los principios organizativos de la guerra, teóricos y prácticos. Su máxima Entrena duro, lucha sereno se formula sobre modelos científicos y empíricos. Ambos, arte y ciencia, requieren sensibilidad, sacrificio y tenacidad.

Para saber más:

Bibliografía:

JOHANN FRIEDRICH ANTHING, History of the Campaigns of Count Alexander Suworow-Rymnikski, W.Green and T. Chaplin, London, 1813 (Traducción de la primera edición original en alemán, 1795)
L.M.P. de LAVERNE, The life of Field Marshal Souvarof, with reflections upon the principal events, political and military, connected with the history of Russia, during part of the eighteenth century. E.J. Coale, Baltimore; Eastburn, Kirk & Co. New York, and Mathew Carey, Philadelphia. 1814
H.S. SPALDING, Suvoroff, Chapman & Hall, London, 1890
AUGUSTE LOUIS CHARLES, COMTE DE LA GARD-CHAMBONAS, Anecdotal recollections of the Congress of Vienna, Chapman & Hall, Ltd., London, 1902
GOLDSTEIN, DARRA, “Russia, Carême, and the Culinary Arts.” The Slavonic and East European Review, vol. 73, no. 4, Modern Humanities Research Association, 1995, pp. 691–715, http://www.jstor.org/stable/4211935
AUGUSTE ESCOFFIER, A guide to modern cookery, W. Heinemann Ed., London, 1907
AUGUSTE ESCOFFIER, Ma cuisine, A&W Publishers, New York, 1978
Ma cuisine, Flamarion, 1934
HENRI-PAUL PELLAPRAT, Modern French Culinary Art, The World Publishing Co., Cleveland, 1966
PAUL BOCUSE, La Cocina de Mercado, Argos Vergara, Barcelona, 1979
BRUCE W. MENNING, Train Hard, Fight Easy: The Legacy of A.V. Suvorov and His “Art of Victory”, Army Combined Arms Center, Fort Leavenworth, Soviet Studies Office, DTIC (Defense Technical Information Center) ADA216366, Kansas, 1986
LUIGI CARNACINA, La Enciclopedia de la Cocina, Editorial Vergara, Barcelona, 1964

Rosa Mayordomo

Licenciada en Historia por la Universitat de Barcelona (UB), obtuvo la Suficiencia Investigadora en el programa de Doctorado del Departamento de Antropología Cultural y Historia de América y África, 1998-2000. En la actualidad, es doctoranda en Historia Moderna e Historia de la Alimentación en la UB. Cocinera en el ámbito del hogar, sus raíces culinarias familiares se extienden a varias generaciones de mujeres que hacían maravillas con pocos recursos, y que debían alimentar a los suyos en el día a día con platos nutritivos, sabrosos y atractivos a la vista. La cocina del mercado de Paul Bocuse (1975) representó un punto de inflexión en su visión culinaria que, hasta ese momento, se enmarcaba en la tradición catalana y española. La generosidad de los chefs de la gran cocina francesa, como el desaparecido Bernard Loiseau, de La Côte d’Or de Saulieu, le permitió acceder a secretos de algunos de los platos que degustó en sus mesas. Interesada en la cocina japonesa, anglosajona e hindú a partir de los años 70; en la mexicana y norteamericana, en los 80; y en la de los países que ha ido visitando, entiende la cocina como la expresión física de la esencia de las naciones. Su apreciación por un buen vino se afianzó al profundizar en la vitivinicultura y el trabajo del ser humano por extraer lo mejor de la tierra, de la mano de l’Acadèmia de Tastavins Sant Humbert. Cofrade de la Confraría de la Mare de Déu de l’Olivera. miembro del Club de Roma y miembro de la Taula Directiva de la Acadèmia Catalana de Gastronomia i Nutrició, colabora en el blog de dicha institución y en revistas especializadas.

Impactos: 238

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *