Versió en català

Condiciones climáticas

La etapa de crecimiento de la viña comenzó casi con un clima veraniego, con unos meses de abril y mayo bastante más calurosos y secos de lo normal. Por este motivo el crecimiento de las viñas fue muy rápida y la floración fue particularmente temprana. Siguieron unos meses de junio, julio y agosto bastante frescos, pero no lo suficientemente húmedos, especialmente en Margaux, para cambiar el estado de sequía de la viña, una característica de la vendimia.

El 26 y 27 de junio fueron los días más calurosos nunca vistos hasta entonces: numerosos racimos de uvas, listos para madurar, teniendo en cuenta la precocidad de la cosecha, fueron sometidos a un calor intenso que causó algunos daños, especialmente en las parcelas no demasiado vigorosas de cabernet sauvignon. El estrés en el viñedo después de tres meses de sequía probablemente aumentó este fenómeno aunque las consecuencias se vieron limitadas en el resultado final.

La vendimia, empezó el 25 de agosto para los blancos y el 5 de septiembre para los tintos, beneficiados por un tiempo seco y cálido que permitió mucho tiempo para las operaciones de clasificación, necesarias por culpa de el intenso calor. Nuestro único problema es la cantidad: con rendimientos de 29 hl/ha, ¡la 2011 es la cosecha más pequeña de los últimos 20 años!

Impactos: 33

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *