Burdeos 2015 por Bordeaux Vins Sélection

Una gran añada

Después de complicaciones en los tres años anteriores, habíamos esperado con impaciencia una añada como esta. Gracias a unas condiciones climáticas inusualmente perfectas, tuvimos todo lo necesario desde la brotación hasta la vendimia. El sol y la sequía evitaron el afianzamiento de enfermedades. Un nivel tan elevado de entusiasmo, tanto por la calidad como por la cantidad de volumen vendimiado, no se había visto desde hacía mucho tiempo en la comunidad de elaboradores. Desde Saint-Émilion a Saint-Estèphe pasando por Graves, las sonrisas volvieron a las caras. 2015 es ciertamente una añada serena. Los profesionales del vino pueden tener esperanzas y esperar lo mejor.

Climatología
Una primavera ideal

Una particularidad de esta añada es el buen clima que experimentamos de abril a julio. Después de un invierno bastante estable con poca lluvia, el mes de abril disfrutó de un extenso periodo muy veraniego (28ºC el 13 de abril).

Un soleado mes de junio con unos esporádicos periodos de lluvia facilitaron el crecimiento de los sarmientos y la caída de la caliptra floral, propiciando una floración perfectamente consistente y muy rápida entre el 25 de mayo y el 1 de junio. Esto fue seguido por un excelente cuajado de la fruta (la formación de las uvas después de la floración). Cuando llegaron los primeros días de verano, los viñedos lucían en unas condiciones excelentes. Los racimos parecían estar perfectos y se espaciaron en intervalos regulares con una buena cantidad de uvas por racimo y una distribución satisfactoria en el viñedo.

Un verano excepcionalmente caluroso y seco

26 días con el mercurio por encima de los 25ºC es suficiente para hacernos temer lo peor para la viña. Incluso en las cepas jóvenes plantadas en suelos ligeros (arenosos y de grava) tuvieron una excelente resistencia a la ola de calor. La única sombra en el horizonte fue que esta ola de calor a finales del mes de junio y principios de julio podría provocar estrés hídrico, algo que es relativamente raro en Burdeos.

Durante este periodo tuvimos 15 días consecutivos entre 30 y 35ºC. El envero empezó y terminó muy pronto y el crecimiento de las bayas se vio reducido. Ciertamente, la pirazina que produce los aromas “verdes” fue inhibida por el calor pero los cítricos se mantuvieron. La preocupación fue que llegaba la época de vendimia, solo habría ‘uvas pasas’ para recoger. Para finales de julio, había una necesidad imperiosa de lluvia para que las viñas continuaran su desarrollo.

Agosto vino al rescate. Algunos periodos de lluvia (por ejemplo en Pomerol cayeron 20 mm el 4 de agosto, 28 mm el 8 de agosto, 18 mm el 13 de agosto y 13 mm el 14 de agosto) liberaron el desarrollo de la planta en el momento justo. El consumo de agua permitió que la baya engordase pero se mantuviera por debajo del peso medio que esperábamos. A principios de septiembre, los viñedos estaban de nuevo en excelentes condiciones con una vendimia que se esperaba temprana. Esto provocó un grado de optimismo en los châteaux.

¡Vendimia a la carta!

Alrededor del equinoccio de otoño, la lluvia –cuya cantidad variaba mucho de una zona a otra– hizo temblar a los productores. El mes de julio vio una ralentización en la evolución del viñedo y aunque bonito, el mes de agosto no fue suficiente para permitir a las cepas alcanzar lo que normalmente esperaríamos en este estadio. Septiembre y octubre vieron unos niveles de insolación y lluvia relativamente normales y las uvas pudieron madurar en las mejores condiciones. Esta lenta y completa maduración fue posible por el formidable clima que permitió a los productores vendimiar la uva de forma precisa cuando quisieron. Todos tuvieron el lujo de vendimiar las parcelas una detrás de la otra. La vendimia de las variedades tintas se concentró entre el 10 de septiembre y el 10 de octubre.

Podemos decir entonces que tenemos todos los elementos para una gran añada.

El resultado en los depósitos – Los vinos de 2015

Hay una verdad indiscutible: uvas excelentes producen mosto de calidad. Una cosa a tener en cuenta es que los niveles de azúcar pueden variar de una región a otra, sin embargo, se han mantenido en unos niveles normales.

Había un falso rumor circulando sobre los bajos niveles de acidez. Sólo se puede saber durante la vinificación. Por otro lado, podemos decir con certeza que hay un muy buen nivel de taninos y antocianos sin que sean muy elevados. Se puede constatar con seguridad que el mosto tiene un excelente potencial fenólico.

Las palabras que a menudo oímos cuando se describe esta añada son “armonía”, “elegancia” y “equilibrio”. Los expertos hablan de una gran añada para el merlot –rico y carnoso. El cabernet franc posee una calidad aromática característica de las grandes añadas. Y el cabernet sauvignon es sedoso y noble.

bordeauxbig


¿Qué dicen los productores sobre la añada 2015?
Daniel Cathiard – Propietario de Château Smith Haut Lafitte
“Somos muy optimistas. La vendimia fue un sueño, perfectamente larga y no nos vimos forzados a correr en ningún momento. La vendimia empezó el 31 de agosto para los blancos y para los tintos el 14 de septiembre. La calidad fue evidente de inmediato de forma que fue fácil obtener uvas ricas y sanas. Desde la degustación de los primeros mostos con Michel Rolland, supe que teníamos en nuestras manos una añada soberbia. Hacer comparaciones es difícil –se parece un poco a 2005 y 2010, dos añadas excelentes. Sin embargo, es cierto que estará entre las grandes añadas de Bordeaux. Cuando tenemos una calidad muy alta podemos ser relativamente optimistas en el lanzamiento a la avanzada. China deberían ser compradores –diversificando sus fondos y mirando más y más hacia el ratio calidad-precio. Para el mercado americano, la debilidad del euro es de gran ayuda. Los conocedores del vino no deberían dejar pasar esta añada y no creo que vean un incremento no razonable de los precios”.

Pierre Graffeuille – Director de Domaines Delon
“El ciclo vegetativo se desarrolló bajos los mejores pronósticos. La floración y el envero, consistentes y muy rápidos, son indicativo de que será una gran añada. La vendimia empezó el 20 de septiembre en Château Nenin y sobre el 25 de septiembre en Pontesac y en Léoville Las Cases. Hubo un ligero retraso en la maduración en términos de azúcar y madurez fenólica sobretodo en junio y julio al ser tan cálidos y secos. Sin embargo, la lluvia de septiembre refinó la piel de las uvas sin que aumentaran los niveles de azúcar. Esa lluvia de la que esperábamos tan ansiosos,  hizo mucho bien. Vendimiamos sin presión y fuimos capaces de esperar la maduración perfecta sin sufrir por la aparición de podredumbre. Difícilmente habíamos sido capaces de conseguir ese nivel maduración tan ideal. Teniendo en la mente la calidad de las uvas vendimiadas, fuimos capaces de extraer un poco más de lo habitual sin arriesgar la aparición de ninguna dureza o rusticidad en los vinos. Después de la vinificación, estábamos muy felices con las 3 variedades que tenemos –cabernet sauvignon, cabernet franc y merlot. ¿Nuestras reflexiones en general? –Excepcional merlot en Pomerol y una excelente calidad en el Médoc. Durante el ensamblaje en Pomerol, los vinos se muestran ricos, densos y equilibrados. En los ensamblajes dominados por cabernet del Médoc, los vinos parecen grandes, concentrados, complejos y con un equilibrio excelente. No hemos visto una consistencia tan excelente desde las añadas 2009 y 2010. Para concluir podemos encontrar la potencia, la elegancia y el sabor de las grandes añadas de Bordeaux tanto en Pomerol como en Medoc y estamos encantados”.

Bernard Magrez – Vignobles Bernard Magrez
“Una añada ideal en cada nivel desde la floración hasta  la vendimia. Será una buena a muy buena añada y el estilo debería ser uno que el consumidor aprecie –es decir, elegante, redonda, noble. En Château Fombrauge, los merlot fueron los mejores nunca vistos y los cabernet realmente excelentes en Pape Clément y Les Grands Chênes. 
Sin duda, una añada muy serena. Gracias a un clima clemente, fuimos capaces de trabajar con mucho cuidado y precisión tanto en el viñedo como en la bodega, conscientes que sería excepcional. El éxito para el lanzamiento a la avanzada cae con la misma fórmula –el atractivo del vino va en contra de su calidad, imagen y precio. Nuestro objetivo será mantener los niveles razonables de precios adoptados los últimos 6 años como política en todas nuestras propiedades. Hay un riesgo en las grandes añadas de poner los precios demasiado elevados que actúan en detrimento de los consumidores”.

Michel Rolland – Enòleg Consultor
“Como siempre es el clima el que determina la calidad de las uvas y por lo tanto de los vinos. Todas las etapas del ciclo vegetativo se desarrollaron en buenas condiciones. Con unas uvas de altísima calidad, los objetivos de la vinificación son muy simples –cuanto menos intervenimos, corremos un riesgo menor de hacer algo perjudicial. Todo se hizo con delicadeza desde la vendimia a la extracción. Fue un año de precisión en el viñedo, seguido por una aproximación minimalista en la vinificación. Un año excelente para los blancos, densos y aromáticos. Los tintos son muy seductores, equilibrados y elegantes con sedosos y buenos taninos. El ensamblaje será fácil porque todas las variedades son excelentes. Este es el tipo de añada que les gusta a los elaboradores”.

Alain Vauthier – Propietario de Château Ausone
“Una floración magnífica y muy consistente , la cual se confirma en los gráficos de polinización. El estrés hídrico fue limitado solamente a las cepas jóvenes y una escasa lluvia desbloqueó el envero. Para las uvas, probadas muchas veces, siempre estaban llenas y sabrosas. Definitivamente, un año para la fruta. Las condiciones calurosas y secas permitieron vendimiar con serenidad. Y el resultado fue una vendimia muy consistente. Antes de la fermentación, el mosto era denso y rico y después, cada tina tenía una calidad máxima. Hay algunas parcelas excepcionales que indican que tenemos una buena cantidad de gran vino. Cierto estilo es ya evidente para esta añada –redondez y flexibilidad sin ningún rasgo de austeridad o agresividad. Todo fue muy fácil –desearíamos tener la misma añada cada año”.

Impactos: 82

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *