Contador 2016, Rioja por Benjamín Romeo

Contador 2016

Contador 2016 se ha elaborado con el ensamblaje de uvas procedentes de un total de 25 parcelas, enclavadas en 19 parajes diferenciados que conforman el terruño Sonserrano.

Estos parajes están situados en un radio de 3 km desde la Bodega, lo que permite una recepción y procesado de la uva extremadamente rápidos.

Si bien cada uno de estos parajes aporta su peculiaridad y complejidad al cupaje, se pueden agrupar en tres zonas:

Zona Alta: Al pie de la Sierra Toloño

Las ocho parcelas que engloba esta zona aportan entorno al 40 % de las uvas de Contador 2016. Están situadas a una altitud de entre 550 y 650 m y forman la zona más fresca, influenciada por las corrientes descendientes de la Sierra de Toloño.

Nos encontramos con tres tipos de orientación y pendiente. Revilla y La Tejera son dos pequeñas parcelas con una pendiente de entre el 20%-30% y orientación sudoeste. Al contrario, las laderas de La Canoca y La Rad de Garay, igualmente pronunciadas, están orientadas al sudeste. Por ultimo las parcelas del Bardallo, La Rad de Luis y La Nava tienen una ligera pendiente con orientación sur.

Con respecto a la edad de las viñas, todas fueron plantadas entre los años 40 y 60 del siglo pasado, destacando Las Sepulturas del Bardallo cuyas cepas tienen 69 años.

Por último, los suelos arenosos, poco profundos y sobre roca madre caliza, se encuentran en Revilla, los Bardallos y la Tejera. En la Rad las cepas se sustentan sobre tierras calcáreas con gran presencia de cascajos, y finalmente en la Nava y la Canoca el suelo es arcilloso-calcáreo.

 Zona Media: Entre carreteras

En esta zona, a una altitud de entre 450-550 m, si bien abundan los suelos profundos y fértiles, las cinco parcelas seleccionadas para Contador 2016 se sitúan sobre las lomas de los valles ondulados de la zona, sobre suelos calcáreos poco profundos y pedregosos. Esta zona aporta el 30% al cupaje de Contador 2016.

Sisabal, plantada en 1930, es la viña más vieja de esta zona, mientras que Valseca y San Pelayo fueron plantadas en los años 40, y finalmente las viñas del Bombón y El Cerezo datan de los años 50. Salvo El Cerezo con una pendiente del 12% y orientación sudeste, el resto de parcelas están en el llano con ligeras pendientes de orientación sur.

Zona baja: El Ebro

La zona del Ebro aporta al ensamblaje total de Contador 16 entorno al 30% de la producción. Estas parcelas, con una altitud entre 400 m y 450 m, aportan las uvas más golosas.

Las parcelas del Sauco y la del Vizcarral tienen una ligera pendiente del 3% con orientación sur y presentan unos suelos aluviales con gran presencia de cantos rodados.

El Bosque y San Juan, pegando al Ebro, tienen una pendiente de un 30 %, la primera con orientación este y la segunda oeste. Ambas están asentadas sobre la roca madre calcárea en suelos de cascajos y fueron plantadas en 1910. Por último, en La Isla, Paulejas, Quintanilla y Los Corrales, los suelos poco profundos son arcilloso-calcáreos con pendientes comprendidas entre el 15% y el 30%.

Informe Climático de la añada 2016

El año 2016 fue cálido, las temperaturas se situaron entre 0,5ºC y 1ºC más elevadas que las medias de la zona.

El año se inició con un mes de enero muy cálido, el más cálido de los últimos 50 años. Las temperaturas medias mensuales superaron en más de 2ºC los valores medios normales. El mes de febrero tuvo carácter cálido, con una temperatura media que se situó 0,8ºC por encima de las medias del mes.

La primavera, en cambio, tuvo un carácter frío, con una temperatura media 0,5ºC inferior a las medias de la estación. El mes de marzo resultó muy frío, el segundo más frío en lo que llevamos de siglo XXI, con una temperatura media que quedó 1,3ºC por debajo de la normal del mes. En abril, la temperatura media coincidió con el valor normal, mientras que en mayo fue 0,2ºC inferior a dicho valor.

Por el contrario, el periodo estival resultó muy cálido, con una temperatura que quedó 1,2ºC por encima de la media de la estación. El mes de junio tuvo carácter cálido, con una temperatura superior a la media en 0,7ºC, mientras que julio y agosto tuvieron ambos un carácter muy cálido, con temperaturas medias que superaron en 1,5ºC y 1,3ºC respectivamente los valores normales.

El otoño tuvo también un carácter muy cálido, con una temperatura media 0,9ºC por encima de la media de esta estación. Los dos primeros meses del otoño resultaron muy cálidos, con temperaturas medias que se situaron 1,4ºC por encima de la normal en septiembre y 1,5ºC en octubre. Noviembre, en cambio, tuvo un carácter normal o ligeramente frío, con una temperatura media 0,1ºC por debajo de la normal.

Las precipitaciones

Con respecto a las precipitaciones, el año 2016 ha sido húmedo en general. La precipitación media se sitúo en la estación meteorológica de Bodega Contador en 652mm, ligeramente por encima de la media de 627 mm. Esta pequeña anomalía positiva se debe principalmente a que en los primeros cinco meses del año el acumulado de precipitación superaba al valor normal en más de un 40%, mientras que en los meses posteriores a mayo tan sólo resultó ser húmedo el mes de noviembre.

Los meses de enero y febrero fueron muy húmedos, mientras que en la primavera las precipitaciones fueron en su conjunto inferiores a las normales.

El trimestre de verano resultó en su conjunto muy seco, con una precipitación media próxima a la mitad del valor normal, habiendo sido el mes de agosto el más seco. Las precipitaciones fueron inferiores a los valores normales, y sin embargo el agua acumulada en el subsuelo durante los meses de invierno permitió que la viña se desarrollase sin sufrir estrés hídrico.

El trimestre de otoño comenzó con un mes de septiembre muy seco, seguido de un octubre algo menos seco y finalizando con un mes de noviembre húmedo, con una precipitación que se situó un 33% por encima de la media.

El vino, Contador 2016

Para concluir podemos afirmar que 2016 ha sido una gran añada para la elaboración de Contador. Como se ha mencionado, a pesar de que 2016 fue un año muy cálido, gracias a las abundantes lluvias invernales y a la selección de parcelas de la zona alta y media, se ha obtenido un vino con un equilibrio excepcional y una alta concentración.

Grado: 15,2º

AT: 6,70 gr/L

pH: 3,58

 

Impactos: 111

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *