La situación del mercado

En pocas campañas de venta a la avanzada de los últimos años, habíamos visto en España tanto deseo por reservar unas cajas antes de la salida de la primera oferta. Este interés que se palpaba desde los meses de abril y mayo se vio acentuado después de las dos catas que sirven de presentación de la cosecha 2018 y que tradicionalmente realizamos desde hace años en Barcelona y Madrid. Allí, el cada vez más numeroso grupo de profesionales llegados de distintos puntos de España y también un buen número de aficionados, constataban con los bodegueros presentes las magníficas sensaciones de la cosecha 2018 y su excelente potencial. Esta inquietud general no llegaba solamente como consecuencia de los rumores y comentarios sobre otra añada del siglo en Bordeaux. Es cierto que los vinos del bordelés despiertan con cada añada un mayor interés en nuestro país. En general, y comparativamente con otros mercados, los clientes que compran los grandes châteaux para invertir en un valor seguro y revenderlos unos años más tarde son todavía pocos; siendo más los restaurantes y aficionados que los adquieren para su consumo. Seguramente, este interés venía dado por la escasez generalizada en la mayoría de bodegas españolas de la cosecha 2017 y por el acceso cada vez más difícil a algunos vinos de disponibilidad limitadísima. Afortunadamente, gracias al espléndido trabajo de una nueva generación de viticultores que viajan mucho más –dando a conocer sus nuevos clásicos– y a los jóvenes sommeliers que sirven en sus restaurantes estas nuevas joyas a importadores y gastrónomos de medio mundo, hacen que el mundo del vino poco a poco empiece a fijarse en esas nuevas zonas históricas y en sus variedades tradicionales.

En Priorat, Álvaro Palacios presenta con la cosecha 2018 la primera añada de su nuevo vino de parcela La Baixada. Una pequeña joya que proviene de un paraje en Gratallops que hasta ahora había formado parte del ensamblaje de Finca Dofí y de la que se han producido apenas 3.000 botellas. Un vino que con Les Aubaguetes –en su cuarta cosecha– seguirá la línea de L’Ermita y Finca Dofí que se agotan a la avanzada. En el Bierzo, junto a su sobrino Ricardo P. Palacios, vuelven a ofrecer Moncerbal –que no se elaboró en 2017 por una tremenda granizada– y de nuevo, como con las cosechas 2007, 2011, 2013 y 2017 la parcela Valdafoz, comercializada en exclusiva por Vila Viniteca. En la Rioja Oriental, su 5ª añada de Quiñón de Valmira promete una fragante emoción. Después de la escasez de sus vendimias iniciales, poco a poco su gran garnacha riojana se va situando en los grandes restaurantes y empieza a seducir también a los grandes coleccionistas internacionales.

En la Ribera del Duero, después de una escasa y difícil cosecha 2017, los vinos de 2018 de Peter Sisseck regresan a las cantidades que nos tenía acostumbrados. Como es habitual, una fuerte presión sobre la venta a la avanzada hace que sus tres vinos: PSI, Flor de Pingus y Pingus se agoten rápidamente. La falta de 2017 no ha hecho sino incrementar este deseo. Un ligero retoque en el precio del PSI –que a la avanzada no subía tarifas desde la primera cosecha, hace 11 años– no ha frenado su gran demanda. Château Rocheyron –su propiedad con Silvio Denz en Bordeaux– sigue posicionándose poco a poco como uno de los nuevos Saint-Émilion a seguir. A diferencia de la mayoría de vinos de la región, aquí el precio no aumenta.

Los Rioja de Miguel y Marcos Eguren se presentan con una magnífica definición y profundidad. Por tercera vez le ofrecemos a la avanzada uno de sus vinos más refinados y de producción más limitada: Sierra Cantabria Mágico 2018, procedente de una viña centenaria, injertada por su abuelo entre 1905 y 1906. El Bosque y, especialmente, La Nieta siguen con peticiones superiores a su disponibilidad. Sus Toro 2018 son equilibrados y estructurados. Una añada grande en la zona y que recordaremos con el paso del tiempo.

Por tercera vez ofrecemos la posibilidad de adquirir a la avanzada Contador, el vino más especial de Benjamín Romeo. El año pasado, a la oferta añadíamos La Cueva del Contador, y con la cosecha 2018, ofrecemos en primicia tres de sus Colecciones de producción limitadísima: Nº1 La Liende, Nº2 El Bombón y Nº4 La Dehesa.

Esta es la 20ª cosecha de Artadi que vendemos a la avanzada. Los parcelarios de Juan Carlos López de Lacalle, con Viña El Pisón a la cabeza, continúan año tras año agotándose. Como con los 2017, ofrecemos también en exclusiva para Vila Viniteca 4 barricas de la parcela Terreras.

En Gredos, los vinos de Comando G continúan imparables. A la escasez de la cosecha 2017 se suma una demanda interior e internacional cada vez más fuerte que obliga a repartir casi todas las botellas por cupos. Dani Landi y Fernando García siguen realizando una viticultura impecable para refinar aún más si cabe sus vinos de perfume. Como novedad, en esta añada se ofrece a la avanzada El Tamboril tinto y blanco. Los 2018 prometen estar casi al nivel de los 2016. Los precios a la avanzada y en disponible siguen aumentando, empujados por la escasez, la fuerte demanda y también por el hecho de que en España apenas se queda un tercio de la producción.

Cuarta añada a la avanzada de los Dominio de Es de Bertrand Sourdais, aún poco conocidos por los aficionados. Los 2018 tienen una buena capacidad de guarda y el Viñas Viejas de Soria muestra una seducción fuera de lo normal.

En el Rhône, Michel Tardieu sigue elaborando grandes vinos. Los del sur se han visto fuertemente marcados por los bajos rendimientos de la garnacha, que se ha traducido en unos vinos con una suculenta expresión de fruta. En el norte la climatología ha sido más benigna. Una añada brillante que seguirá agotándose a la avanzada.

Hervé Bizeul es uno de los personajes imprescindibles del sur de Francia. 2018 es una magnífica cosecha con el carácter fruta característico, un equilibrio mágico y una excepcional frescura. Por primera vez, después de 11 añadas, aumenta ligeramente sus precios.

Desde hace años, y en exclusiva casi mundial, ofrecemos la posibilidad de comprar algunas de las deseadas botellas de Dirk Niepoort en Douro, Bairrada y Dão. Su blanco Coche continúa siendo la estrella de la venta y agotándose a la avanzada.

Hace doce años que ofrecemos a la avanzada tres espectaculares tintos de disponibilidad muy limitada de Andrea Franchetti. Dos en Val d’Orcia en la Toscana y otro de las vertientes del volcán Etna en Sicilia. Tres particulares interpretaciones de dos paisajes muy diferentes.

En Bourgogne, la 158ª Subasta de los Hospices de Beaune se celebró el 18 de noviembre de 2018. La producción en esta cosecha ha sido de 828 barricas, vendidas en su totalidad y con una recaudación total de 13.968.750 €, siendo el mayor resultado nunca antes alcanzado. Los precios han incrementado un 19% respecto al año pasado, los vinos tintos subieron de promedio un 16,5% y los blancos un 20,5%. En Vila Viniteca este año hemos comprado siete barricas, cuatro de ellas las criará la Maison Joseph Drouhin, otras dos Louis Jadot y la última Morey-Blanc.

La campaña de los Bordeaux 2018 ha continuado en la línea que sigue siendo habitual en las últimas cosechas. Una gran presión sobre los Premier Grand Cru Classé, algunos segundos y unos châteaux concretos, y por otro lado una tranquilidad generalizada en la demanda de los vinos menos deseados. Después de 4 días catando más de 200 muestras, hemos decidido comprar una buena cantidad de cajas de una añada que, para nosotros, en muchos casos igualará a los 2016 e incluso en algunos châteaux llegará a superarla. En general, los precios se mantienen o aumentan sensiblemente aproximándose a las tarifas de los deseados 2016.

Impactos: 242

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *