Le Pin 2016

El efecto Janus de la añada 2016 permanecerá durante mucho tiempo gravado en nuestras memorias: un invierno donde las temperaturas han permanecido frescas y en el que no ha parado de llover, seguido de un verano cálido, soleado y seco de julio a noviembre. La cantidad de lluvias que cayeron durante los seis primeros meses de 2016 (500 mm) fue la misma que la registrada durante todo el año 2015. Pero contrariamente luego no cayó ni una gota más desde mediados de junio hasta el 13-14 de agosto (¡dos meses!) y nuevamente nada hasta mediados de octubre… La sequía del verano ha estado extremamente fuerte para la región, lo que ha estresado a las viñas, sobre todo aquellas de menos de 15 años. Las viñas viejas han disminuido —favorablemente— su vigor, produciendo vinos con mucho color, tánicos y concentrados, aunque equilibrados.

Después de una pasada en la viña para el aclareo y deshojado del 8 al 12 de agosto, las vendimias empezaron el 4 de octubre y todas las parcelas se vendimiaron durante cuatro días consecutivos. Esta es la primera vez en la historia de Le Pin que las vendimias no empiezan antes del mes de octubre.

Impactos: 6

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *