Pomerol 2018 por Château Lafleur

“Un invierno clemente, una primavera húmeda y un verano cálido y muy seco”

Tras un invierno húmedo y bastante suave, los suelos se calentaron rápidamente, dando como resultado una brotación precoz y en un rápido desarrollo de las viñas.

La primavera fue considerablemente lluviosa y se necesitó una estricta vigilancia para mantener la buena salud del viñedo.

La sequía que siguió, desde mediados de julio en adelante, resultó ventajosa. El agua del suelo se evaporó aceleradamente, lo que dio como fruto bayas pequeñas y jugosas. Estas condiciones secas persistieron hasta el final de la vendimia, afortunadamente acompañadas de unas temperaturas relativamente suaves.

Enseguida nos dimos cuenta de la intensidad de la sequía del verano de 2018 y de que, por lo tanto, nuestro papel era acompañar con ternura a unas viñas que se encontraban ligeramente desorientadas.

A mediados de agosto, observamos un envero muy homogéneo. Todo se encontraba en el sitio idóneo para dar lugar a una gran añada.

Un septiembre templado permitió que pieles y taninos madurasen lentamente, pero con paso firme. Desde nuestra primera cata de uvas, nos quedamos estupefactos por su opulencia, complejidad y frescura. Una síntesis única. La añada 2018 es sin duda un nuevo eslabón en esta increíble concatenación de grandes añadas…

DESCUBRE TODOS LOS VINOS DE VENTA A LA AVANZADA 2018 DE CHÂTEAU LAFLEUR AQUÍ

Impactos: 209

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *