Pomerol 2018 y Saint-Émilion 2018 por Le Pin

POMEROL
Le Pin 2018. Una añada extraordinaria

Considerando los contrastados patrones climáticos que experimentamos entre el invierno, la primavera y el resto de temporada, 2018 se presenta como una añada muy inusual. Las abundantes lluvias de la primera mitad del año permitieron a la viña disponer de una constante, aunque no excesiva, fuente de hidratación con la que sobrevivir a las calurosas y secas condiciones del verano.

La cata de los ocho lotes producidos a partir de las 2,5 hectáreas de la propiedad, resultado de una selección parcelaria muy precisa, muestra las maravillosas complementariedad y sinergia que existen entre ellos. El merlot “99”, amable, frutal y sabroso, crean una gran alianza con el de la vieja viña “Laubie”, más complejos tánico y estructurado. El merlot de la parcela “Poteau”, de potentes color y perfume, se acopla perfectamente con el de la parcela “Feugnet”, más sutil y equilibrado.

El ensamblaje de todos estos diferentes lotes combina armoniosamente las características de cada uno de ellos, a la vez que preserva su especificidad.

SAINT-ÉMILION
L’If 2018

Una vez más, el clima oceánico que reina en Bordeaux nos ha dejado atónitos. La lluvia no cesó durante el invierno y la primavera, para abandonarnos casi definitivamente el fin de semana del 14 de julio. La viña arrancó con apenas una semana de retraso, pero en unas condiciones meteorológicas suaves que le permitieron desarrollarse rápidamente.

Pese a que la floración tuvo lugar bajo la lluvia, las temperaturas se mantuvieron cálidas y estables, lo que se tradujo en unos buenos rendimientos. No obstante, fue necesario intensificar la vigilancia y el trabajo en las viñas para esquivar la presión del mildiu, especialmente virulento este año.

Desde mediados de agosto hasta finales de septiembre, refrescó por las noches mientras los días seguían siendo calurosos: unas condiciones perfectas para una buena maduración gradual, que nos permitió vendimiar, sin prisas, cada una de las parcelas en su momento óptimo, dando como fruto taninos maduros y un maravilloso potencial aromático. Las primeras catas mostraron una fascinante energía, una fruta pura y expresiva y un buen equilibrio pese a un elevado porcentaje de alcohol.

DESCUBRE LOS VINOS DE VENTA A LA AVANZADA DE LE PIN Y L’IF AQUÍ

Impactos: 231

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *