Ribera del Duero 2019 por Peter Sisseck

Periodo vegetativo

El periodo vegetativo en 2019 estuvo marcado por el invierno seco de 2018-19, que fue más acentuado que en otros años. Nuestro jardín alrededor del edificio principal estaba seco y bastante aburrido. La cubierta vegetal, típica del invierno, simplemente no estaba. En primavera cayó algo de lluvia, pero no lo suficiente. Como se puede ver en el gráfico, faltó algo de agua durante todo el año (en azul nuestros datos, en comparación con el gris: promedio).

Desde la brotación a finales de abril, hasta mediados de julio, el grado/días acumulados también está por debajo del promedio. A partir de mediados de julio, se produce un cambio y comenzamos a registrar grados/días superiores al promedio. Junto con las bajas precipitaciones acumuladas, estas circunstancias se convertían en algo potencialmente peligroso, ya que podríamos terminar con taninos muy marcados y un alto contenido de alcohol. Decidí dejar más carga (no tanto como en 2018) para compensar, el peligro de no tener suficiente reserva de agua. Confiando en las raíces profundas de las cepas (y rezando mucho), acabamos con una buena maduración temprana de nuestras uvas.


Impactos: 224

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *