Toro 2016 por Marcos Eguren

AÑO CLIMÁTICO 2016

Durante los meses de octubre y noviembre las temperaturas son más altas de lo usual y las precipitaciones caídas durante ambos meses son un poco más bajas de lo habitual.

Hasta mediados de diciembre el tiempo es cálido y seco, y no es hasta comienzo del mes de enero cuando las precipitaciones llegan a superar los 120l/m2.

El período que va desde los meses de febrero a marzo transcurre dentro de la normalidad con lluvias y temperaturas frías. Los lloros en la viña comienzan sobre el 16, 17 y 18 de marzo. A primeros de abril se ven las primeras yemas hinchadas siendo este un mes muy lluvioso tanto en cantidad como en días de lluvia.

La brotación viene retrasada de unos 7 a 10 días con respecto al año 2015.  Durante el mes de mayo las temperaturas son bajas y el desarrollo vegetativo es lento; la última semana de mayo se producen temperaturas de 10ºC a 22ºC que hacen que la floración se alargue más que otros años y fuertes vientos que llegan a romper parte de la vegetación.

A lo largo de la última semana de junio se elevan las temperaturas por encima de los 34ºC por lo que se acelera el proceso de floración y el crecimiento.

El mes de julio alterna temperaturas medias bajas con temperaturas de hasta 38ºC. El 26 de julio de detecta los primeros granos enverados.

Agosto se caracteriza por tener temperaturas máximas medias y temperaturas mínimas bajas.

Son los 10 primeros días del mes de septiembre cuando se producen temperaturas más elevadas de lo normal para esa fecha.

Un hecho significativo es que entorno al periodo de los días 12 y 14 de septiembre se produce la llegada de un frente frío que produce precipitaciones de en trono a los 12mm y una bajada de las máximas de en torno a 10ºC y 5ºC las mínimas, lo que hace que se ralentice la maduración y la uva aumente el tamaño del grano y llegue al inicio de vendema el día 19 de septiembre con un gran equilibrio de maduración.

Otra característica propia de la vendimia del 2016 es que es una vendimia más larga por las bajas temperaturas máximas durante la vendimia y las mínimas que incluso llegan a alcanzar los 5 grados de mínima, consiguiéndose una gran uniformidad en la maduración.

Impactos: 26

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *