SELECCIÓN Nº279, JUNIO DE 2018

"Bourgogne"

1 Clos de Mez Morgon Château Gaillard 2014 - AOC Morgon
1 Louis Jadot Mâcon-Villages Grange Magnien 2016 - AOC Mâcon-Villages
1 Joseph Drouhin Bourgogne Chardonnay 2014 (Magnum) - AOC Bourgogne
1 Domaine Vincent Girardin Bourgogne Rouge Cuvée St. Vincent 2015 - AOC Bourgogne
1 Billaud-Simon Chablis 2016 - AOC Chablis

Precio especial socios de “El Club”: 91,95€

En los últimos años no ha parado de crecer el interés mundial por los vinos de Bourgogne. En paralelo a nuestra oferta de venta a la avanzada, queremos acercar a nuestros socios de El Club una exclusiva selección de 5 vinos de esta afamada región, uno de ellos en tamaño Magnum. Vinos auténticos y elegantes de las grandes bodegas Clos de Mez, Louis Jadot, Joseph Drouhin, Domaine Vincent Girardin y Billaud-Simon, elaborados con gamay noir à jus blanc, pinot noir y chardonnay de las magníficas añadas 2014, 2015 y 2016.

CLOS DE MEZ. MORGON

Fascinada por el entorno, en 2006, Marie-Elodie Zighera decide tomar las riendas de las 17 ha de viñedo que ya llevaban trabajando cuatro generaciones de su familia. Antes, estuvo en Beaujolais aprendiendo sobre la variedad gamay, en Côtes-du-Rhône viviendo el paso de hacer vino para una cooperativa a elaborarlo de forma independiente y, en Bourgogne, para dominar las técnicas de elaboración con racimos enteros, el trabajo con una variedad única y tener experiencia con un viñedo equivalente en extensión al de su familia. Eso fue en 2004 cuando, precisamente, estaba elaborando Clos Vougeot y pensando que nunca podría hacer lo mismo en su propio domaine. 

Clos de Mez elabora en dos Crus del Beaujolais: Fleurie y Morgon. Los suelos son mayoritariamente de granito descompuesto en arena rosa llamada "gore" con un espesor que puede variar de centímetros a metros. Se trata de un suelo perfecto para el cultivo de la gamay. Las viñas tienen una edad media de 45 años.

Fleurie se caracteriza por un paisaje montañoso donde las viñas se distribuyen en laderas. El punto culminante es Madonna Hill que ofrece unas vistas excepcionales de la denominación. Concretamente, las viñas de Clos de Mez se encuentran en la parte sur, con orientación sur-sureste y a una altitud de unos 300 metros. Morgon tiene una extensión de 1.100 hectáreas con una diversidad de suelos con la característica común de que las rocas proceden de la descomposición de esquistos y rocas volcánicas.

Las viñas de Clos de Mez están en la parte norte, también orientadas al sur-sureste, y a una altitud de 260 metros.

Para conseguir vinos de gran pureza, Marie-Elodie trabaja los suelos con el objetivo de fortalecer la vitalidad y la restistencia de las viñas, de ese modo la energía de la uva pasa al vino. Por este motivo, el domaine se ha ido aplicando gradualmente prácticas ecológicas desde 2016, de modo que los primeros vinos certificados serán los de 2018.

Clos de Mez Morgon Château Gaillard 2014 se elabora con gamay noir à jus blanc de viñedos que se encuentran sobre suelos de roca en descomposición y piedra azul, vendimiados el 16 de septiembre. Se vinificó sin despalillar y se maceró en frío durante 6 días antes de que empezase la fermentación alcohólica, durante la cual se practicaron bombeos y bazuqueos durante 3 semanas. El vino se ha envejecido durante un año, una mitad en depósito y la otra mitad en barrica, para después ensamblar ambas y hacer una crianza de un año más en depósito. Se embotellaron 4.500 botellas el 23 de agosto de 2016.

Clos de Mez Morgon Château Gaillard 2014 tiene un bonito color granate profundo y límpido. En nariz es complejo, mostrando un abanico de aromas que van desde las frutas negras como los arándanos y las moras hasta las especias como el clavo, que se conjugan con un leve recuerdo de cacao. En boca tiene una entrada delicada y una textura voluminosa formada por un entramado de taninos que da una buena estructura y peso. El vino se desliza por el paladar acompañado de unos intensos aromas de frutas del bosque y un recuerdo de hierbas aromáticas. Para disfrutar desde ahora y durante los próximos 5 años. Fantástico para acompañar verduras a la plancha, carnes rojas a la brasa y quesos de cabra. Servir entre 14 y 16ºC en la copa Chianti de la serie Grape de Riedel (6404/15) o en la copa Red Wine de la serie Degustazione de Riedel (489/0).

DOMAINE LOUIS JADOT. BEAUNE

Maison Louis Jadot es una bodega que busca el carácter sin maquillajes de la uva, una familia de viticultores que se convirtieron en négociants, pero que siempre han tenido su corazón en la viña. Fundada en 1859 por Louis Henry Denis Jadot, está dirigida desde 1992 por Pierre-Henry Gagey, hijo de André Gagey, quien mantiene vivo el legado de esta casa bicentenaria.

La familia Jadot abandonó su vida en Bélgica en 1794 para establecerse en Beaune y convertirse en viticultores. Tras 32 años, en 1826, compró la parcela Clos des Ursules en Beaune 1er Cru Vignes Franches, que hoy en día sigue siendo uno de los pocos monopoles que existen en Bourgogne. Louis Henry Denis Jadot aprovechó los viejos orígenes familiares y compró los derechos comerciales del négociant Lemaire-Fouleux para exportar sus vinos al norte de Europa. Ya entrado el siglo XX fue Louis Jean Baptiste, quien expandió la propiedad familiar comprando varias parcelas de Grand Cru, primero en Corton-Charlemagne y, en 1913, recuperando la parcela de Chevalier-Montrachet “Les Demoiselles” que ya había sido de su abuelo en 1845. La siguiente generación guiada por Louis Auguste Jadot amplió las posibilidades de futuro asociándose con Rudy Kopf, fundador de Kobrand Corporation, importador de Jadot en Estados Unidos. En 1954, André Gagey entró como delegado de Louis Auguste y, en 1962, le sucedió como director. En los años 70 tomó dos decisiones revolucionarias: contrató a Jacques Lardière como enólogo, quien introdujo el estilo de mínima intervención que caracteriza a Jadot y establecieron contratos con otras bodegas para ofrecerles su experiencia. En 1985, Madame Jadot tomó la decisión de vender la empresa a la familia Kopf.

Maison Louis Jadot nació como tal en 1985 con la unión de Domaine des Héritiers Louis Jadot, que mantenía las propiedades originales de la familia Jadot, y Domaine Louis Jadot, el nuevo nombre que recibía Domaine Clair Daü, propietario de parcelas en Gevrey-Chambertin. En 1996, se unió al grupo el Château des Jacques con 88 ha en Beaujolais. En 2008, adquirieron Domaine Ferret en Fuissé y, en 2017, Domaine Prieur-Brunet en Santenay. También tiene contratos de exclusividad con Domaine du Duc de Magenta y Domaine Gagey. En definitiva, Maison Louis Jadot controla 240 ha entre Bourgogne y Beaujolais, con 225 ha en la Côte d’Or. Y de los más de 600 lieux-dits que existen en Bourgogne, Jadot elabora aproximadamente 150.

La bodega y sede se encuentra en la carretera de Beaune a Savigny, y es una construcción de 1997 conocida como La Sablière. Con un tejado de madera de castaño, tiene una forma circular. Aquí es donde se elaboran y se guardan durante su crianza los vinos de 1er Cru y Grand Cru. En 2009 se amplió para dar también cabida a los vinos blancos.

Las denominaciones regionales se elaboran en Givry, donde Jadot inauguró en 2008 una segunda bodega, replicando la estructura circular de La Sablière, a la que llama Celler des Pierres Rouges en reconocimiento al aspecto rojizo de la tierra caliza que domina el paisaje.

La vendimia se realiza manualmente y con un impacto mínimo durante la elaboración, sin premaceraciones en frío ni removiendo el mosto para acelerar la fermentación. La temperatura sube espontáneamente y finaliza poco a poco mientras el sombrero se va mezclando con el vino recién elaborado. Jadot trabaja siguiendo los métodos de Lardière, que el joven Frédéric Barnier continúa sin cambios desde que le sucedió como enólogo jefe en 2010.

Añada 2016

El invierno de 2016 llegó tarde y algunos de los días más fríos tuvieron lugar en febrero y marzo. También fue un poco más lluvioso que la media. A comienzos de abril, aparecieron los primeros indicios de que las viñas estaban despertando. En esta primera quincena, la lluvia fue regular, mientras que las temperaturas descendieron en la segunda mitad del mes. En la última semana de abril, los vientos fríos del Polo Norte barrieron los viñedos y, de hecho, en algunas áreas, una helada tardía destruyó los primeros brotes tiernos durante la madrugada del 27 de abril. Beaujolais y el Mâconnais se salvaron en gran parte de la helada, pero el daño fue extenso en la Côte d'Or. Durante los meses de abril, mayo y parte de junio hubo muchas alteraciones climáticas y las temperaturas medias estuvieron muy por debajo de lo habitual. El crecimiento vegetativo se estancó. El 13 de abril cayó granizo en la región de Chablis, al norte, en Saona y el Loire (Pouilly, Fuissé, Saint-Vérand). El 13 de mayo y el 27 de mayo también hubo granizada sobre el Mâconnais (Vergisson, Prissé) y Beaujolais (Romanèche, Chapelle-de-Guinchay), así como en parte de Chablis (Préhy, Courgis). La zona del Beaujolais padeció de nuevo una granizada el 24 de junio y, a mediados de julio, hubo granizadas aisladas en Chassagne y Côte Chalonnaise en el sur. Esto dio lugar a un comienzo muy complicado de la temporada de cultivo, con viñas vulnerables a las enfermedades por el impacto de las difíciles condiciones climáticas. Julio supuso el regreso de un clima más suave. De hecho, las temperaturas se elevaron por encima de la media hasta septiembre. Las plantas reaccionaron con un crecimiento acelerado, sostenido por las abundantes reservas de agua. La floración tuvo lugar a finales de junio. La lluvia largamente esperada finalmente cayó el 17 y 18 de septiembre, la vendimia empezó el 27 de septiembre y se alargó durante 10 días (en comparación con 12 en 2015). A pesar del clima, las condiciones de la cosecha fueron excelentes y el fruto estaba en su momento óptimo.

Louis Jadot Mâcon-Villages Grange Magnien 2016 se elabora con chardonnay de la parte sur de Bourgogne, cerca de la región de Beaujolais. Se fermenta de 7 a 10 días en tanques de acero inoxidable con sus lías y se vinifica sin roble para extraer el mayor número de aromas afrutados y florales, y para conseguir una mayor frescura.

Louis Jadot Mâcon-Villages Grange Magnien 2016 tiene un color amarillo paja pálido, elegante y fino. En nariz es limpio, con intensos aromas de piel de limón y pomelo fresco, con toques de pulpa de albaricoque y un trasfondo de hinojo. En boca se muestra fresco y vivo con una textura sedosa y un buen recorrido y grasa, todo con una buena frescura que realza los aromas de la lima verde y la fruta blanca. Es el acompañante ideal de aperitivos y ensaladas de verano, especialmente con una ensalada de tomate y burrata de Bari. Para beber ahora y en los próximos 2 años en la copa Viognier de la serie Veritas (449/05) o en la copa Riesling de la serie Grape de Riedel (6404/15), moderadamente frío entre 10 y 12ºC.

Louis Jadot Mâcon-Villages Grange Magnien 2016 es la clásica expresión de la chardonnay de Mâconnais. Seco y fácil de beber, vivo y encantador”, afirman desde la bodega.

JOSEPH DROUHIN. BEAUNE

Embajadores de Bourgogne y de la pinot noir, la Maison Joseph Drouhin nació para dedicarse al comercio de vinos y pronto se convirtió en una de las grandes casas elaboradoras. Tras cuatro generaciones, continúan trabajando sin perder de vista la historia, el terroir y el equilibrio entre ambos.

En 1880, un joven Joseph Drouhin de 22 años se trasladó desde su Chablis natal a Beaune, adquirió los derechos de una casa comercial fundada en 1756 y le dio su nombre como négociant. Maurice Drouhin, hijo de Joseph, heredó la bodega en 1918 y compró las primeras tierras situadas en las prestigiosas parcelas Clos des Mouches y Clos de Vougeot.

En 1957, Maurice sufrió un infarto y con 24 años su hijo adoptivo Robert se hizo cargo de la Maison y fue quien le dio la envergadura internacional actual. Desde el 2003 la Maison está gestionada por los cuatro hijos de Robert Drouhin: Laurent Drouhin, embajador de la marca y director del mercado de Estados Unidos; Frédéric Drouhin, Presidente Ejecutivo; Philippe Drouhin, encargado de los viñedos; y Véronique Drouhin, la enóloga.

Elaboran en cerca de 90 denominaciones de origen diferentes repartidas en 73 hectáreas y la mayoría de ellas cultivadas siguiendo los preceptos biodinámicos. La Maison Joseph Drouhin ofrece una fantástica panorámica de la complejidad de Bourgogne.

En Chablis poseen 38 ha que en 2008 se agruparon bajo el nombre de Drouhin Vaudon, nombre que hace referencia a un viejo molino del s. XVIII situado a orillas del río Serein que fue restaurado para ser la bodega de referencia de los Drouhin en Chablis. En la Côte de Nuits y la Côte de Beaune, Drouhin posee 32 ha de parcelas propias situadas en los viñedos más prestigiosos del corazón de Bourgogne: 0,23 ha en el Grand Cru Bonnes Mares, 0,13 ha en Chambertin-Clos de Bèze, 0,59 ha en Chambolle-Musigny 1er Cru Amoreuses, 2 parcelas de 0,9 ha en Clos de Vougeot compradas por Maurice Drouhin, 0,41 ha en Échézeaux, 0,47 ha en Grands Échézeaux, o las 14 ha del famoso Beaune 1er Cru Clos des Mouches, plantado con pinot noir y chardonnay, una rareza en Bourgogne.

En Macônnais poseen 3 ha en propiedad y también elaboran en la Côte Chalonnaise y el Beaujolais, aunque en éstas prefieren trabajar con viticultores locales.

Llevan más de 20 años practicando la viticultura biodinámica, y Philippe y Véronique supervisan diariamente la evolución del vino y visitan los viñedos para comprobar que todo sigue su curso según los preceptos biodinámicos.

Drouhin cuenta con diferentes cavas emplazadas en emblemáticos edificios de Beaune. La más conocida es la bodega de los Duques de Bourgogne, una enorme bóveda de piedra que forma parte de un edificio construido en el s. XV y que hoy acoge el Museo del Vino. Allí es donde, actualmente, se guarda el Marc de Bourgogne, destilado a partir de los orujos del Clos des Mouches.

En la Rue d’Enfer, en el casco histórico de Beaune, se encuentra la Maison Diénat, la casa matriz de Drouhin en la Côte d’Or. Justo en frente está la Colegiata de Notre-Dame, una construcción del s. XIII donde exponen una enorme prensa manual del s. XVI y que sólo han utilizado en tres añadas conmemorativas del Beaune 1er Cru Clos des Mouches.

Joseph Drouhin Bourgogne Chardonnay 2014 (Magnum) es 100% chardonnay que procede de toda la región de Bourgogne y crece sobre suelos arcillo-calcáreos. La densidad de plantación del viñedo es de 10.000 cepas por hectárea. Crianza en tanques de acero inoxidable de 7 a 8 meses y de uno a dos años en barricas para vinos cuyas parcelas son de mayor nivel. Para la bodega, la 2014 es una añada  parecida a la de 2012 y 2010.

Joseph Drouhin Bourgogne Chardonnay 2014 (Magnum) es de un color dorado intenso muy limpio y brillante. En nariz se muestra reservado en un primer momento para, después, mostrar intensos aromas de piel de cítricos con un leve recuerdo ahumado y de pedernal. Untuoso y redondo en boca, envuelve el paladar con grasa revelando intensos aromas de frutas amarillas, un recuerdo sutil de frutos secos como las almendras y un delicioso final salino que lo hace largo y complejo. Ideal para acompañar una comida de principio a fin a base de pescado de roca y marisco, arroces de mar y montaña, aves y quesos blancos cremosos. Para disfrutar a partir de ahora entre 10 y 12ºC o guardarlo unos años más en la bodega particular. Si se quiere disfrutar de una versión más fresca, tomarlo en la copa Riesling de la serie Grape de Riedel (6404/15). Para destacar el volumen recomendamos la copa Oaked Chardonnay de la serie Veritas (449/97).

Joseph Drouhin Bourgogne Chardonnay 2014 es un vino afrutado y lleno de vida. Un blanco clásico de Bourgogne para iniciarse en los vinos de la región. Con un color amarillo dorado y un toque verdoso, sus aromas recuerdan a la uva fresca y las almendras. Textura elegante”. Así lo define Véronique Drouhin, la enóloga de la bodega.

DOMAINE VINCENT GIRARDIN. MEURSAULT

La historia de la Maison Vincent Girardin es bastante reciente a pesar de que los Girardin son una familia de viticultores afincada en Santenay desde el s. XVII. En sólo 30 años Vincent Girardin convirtió la pequeña herencia de su padre en uno de los apellidos vitivinícolas más famosos de Bourgogne y Beaujolais.

En 1982, Jean Girardin dividió las propiedades entre sus cuatro hijos y dio 2 ha a cada uno. Vincent Girardin, quien por entonces tenía 19 años, comenzó a trabajarlas para elaborar su propio vino y poco a poco fue extendiéndose comprando y alquilando otras parcelas a medida que sus vinos eran más reconocidos.

En 1994, año de su matrimonio con Véronique, empezó su actividad como négociant y decidió trasladarse a Meursault donde construyó su bodega en un único edificio adaptado a sus necesidades de crecimiento. Fue uno de los pioneros en fundamentar la colaboración entre él y los viticultores con los que colaboraba en una filosofía común, así que debían compartir su ambición, su forma de trabajar y respetar el producto.

Con esta filosofía en mente, Vincent alcanzó un acuerdo con Domaine Henri Clerc et Fils en 2002 para encargarse de la gestión de sus fincas y elaborar algunos de los vinos blancos más apreciados de la Côte de Beaune. Hasta 2020, Vincent tendrá la exclusividad sobre las parcelas de Henri Clerc. Además, en 2010 compró La Tour du Bief y sus 20 ha situadas en Moulin-à-Vent, lo que extiende sus propiedades a algo más de 45 ha. En 2012 decidió vender la bodega a Jean-Pierre Nié, presidente de la Compagnie des vins d’Autrefois en Beaune, quien decidió continuar con ella tal y como su predecesor la había configurado.

Desde el año 2000, Eric Germain es el enólogo de la maison y fue el que definió la esencia de los vinos de Girardin como una expresión de los grandes terroirs de Bourgogne. Desde 2008, tanto las parcelas propias como las controladas se trabajan según los principios biodinámicos sin utilizar herbicidas ni insecticidas sintéticos, arando la tierra en profundidad para favorecer el crecimiento de las raíces en el suelo, practicando abonados orgánicos y con conducciones en alto del viñedo para obtener la mejor exposición solar y una perfecta maduración de los racimos. Los principios biodinámicos también se siguen en las etapas de bodega, aplicando el calendario lunar a la hora de tomar decisiones.

Maison Vincent Giradin tiene propiedades desde Chablis a Beaujolais con las que elabora tintos y blancos, aunque su especialidad siguen siendo estos últimos. Elabora vinos en 9 de las denominaciones más prestigiosas de Côte de Beaune: Aloxe-Corton, Savigny-lès-Beaune, Pommard, Volnay, Meursault, Saint-Aubin, Puligny-Montrachet, Chassagne-Montrachet y Santenay. Además, elabora vinos en 5 famosos viñedos Grand Cru: Corton-Charlemagne Grand Cru, Corton Perrières Grand Cru, Bienvenues-Bâtard Montrachet Grand Cru, Bâtard-Montrachet Grand Cru y Chevalier-Montrachet Grand Cru.

Cada parcela se vendimia y vinifica por separado, los racimos se despalillan parcialmente y se prensan suavemente. La fermentación se lleva a cabo con levaduras indígenas. Los vinos tintos realizan la fermentación alcohólica en depósito de acero inoxidable y la maloláctica en barricas de roble, mientras que los vinos blancos realizan ambas fermentaciones en barricas de roble. La madera de roble es parcialmente nueva, un 10% para los vinos regionales, un 20% en los 1er Cru y un 30% en los Grands Crus. Las barricas proceden tanto de la tonelería Damy, vecinos de la bodega de Girardin en Meursault, como de François Frères.

La crianza de los tintos se prolonga entre los 16 y los 18 meses, mientras que los blancos están entre los 12 y los 18 meses antes de trasegarlos a depósitos de acero durante 6 meses. En ningún caso se clarifican ni se estabilizan, y el embotellado se realiza acorde con la influencia de los ciclos lunares.

Añada 2015
a de 2015 se recordará en Bourgogne como una de las grandes añadas tanto para tintos como para blancos. El maravilloso clima del que se disfrutó durante todo el año trajo consigo temperaturas por encima de la media, lo que ayudó a los racimos a madurar más rápido de lo habitual. También fue un año de lluvias abundantes por lo que el viñedo no padecía estrés hídrico. En Domaine Vicent Girardin nunca habían visto un viñedo tan bello y con el fruto tan perfecto: limpio, pequeño y que diese un mosto sólido.

Domaine Vincent Girardin Bourgogne Rouge Cuvée St. Vincent 2015 se elabora con pinot noir de viñedos de 45 años situados en Pommard y Volnay, en la Côte de Beaune, con un rendimiento de 40 hl/ha. Vendimia manual con selección en el viñedo y en bodega. Fermentación alcohólica con levaduras indígenas, y remontados y prensado ligero para respetar la uva y obtener un vino más representativo del terroir. Un 60% del vino se introduce en depósitos de acero inoxidable y el resto se coloca en barricas (10% de roble nuevo) después de un ligero desfangado en las que tiene lugar la fermentación maloláctica con bacterias indígenas. Crianza de 14 meses y embotellado, según el calendario lunar, sin ensamblaje ni filtración.

Domaine Vincent Girardin Bourgogne Rouge Cuvée St. Vincent 2015 tiene un precioso color rojo vivo muy límpido. En nariz es una sinfonía de aromas de frutas rojas, multitud de grosellas, frambuesas, madroños y un toque dulce de caramelo. En boca tiene una textura delicada y satinada con unos taninos presentes que resbalan por el paladar. Es suculento como el zumo de grosellas con mucha frescura y recuerdos de hierbas aromáticas. Ideal para empezar una comida acompañando platos fríos, un surtido de embutidos con jamón o longaniza, carnes blancas y arroces de montaña. Servir un poco frío (entre 14 y 16ºC) en la copa Pinot/Nebbiolo de la serie Grape de Riedel (6404/07) para maximizar su paleta aromática o en la copa Chianti de la serie Grape de Riedel (6404/15) para disfrutar de su frescura. Para beber ahora y durante los próximos 5 años.

BILLAUD-SIMON. CHABLIS

En 1815, al final de las guerras napoleónicas, Charles Louis Noël Billaud regresó a su casa en Chablis y fundó Domaine Billaud-Simon. Allí, gracias a las propiedades de su familia, plantó las primeras viñas. Un siglo después, en la década de 1930, los viñedos del Domaine se ampliaron con el matrimonio de su descendiente Jean Billaud con Renée Simon. Desde 2014, cuando Domaine Faiveley adquirió la bodega, está dirigida por Bernard Billaud, quien enamorado de Chablis, retomó aquel proyecto que había iniciado su familia. Ambas bodegas se gestionan por separado. Billaud-Simon tiene su propio viñedo, instalaciones de vinificación y mantiene el mismo estilo de vinos. De hecho, en la década de los ochenta, cambió las tinas de madera para iniciar una renovación de la bodega que acabó en 1991 con nuevos depósitos de acero inoxidable –donde los vinos hacen la fermentación alcohólica y maloláctica en algunos casos– y la incorporación de su sobrino, Samuel Billaud. Sus 17 hectáreas de viñedo se encuentran en el corazón de Chablis, caracterizado por el suelo Kimmeridgian, formado hace 155 millones de años, y compuesto por sedimentos, algas y conchas. Allí reina la chardonnay. Las parcelas se dividen en cuatro Grand Crus (Les Clos, Vaudésir, Les Preuses, Les Blanchots) y cuatro Premier Crus (Les Vaillons, Fourchaume, Mont de Milieu y Montée de Tonnerre), aunque también elabora en Chablis y Petit Chablis.

Los racimos se seleccionan y se prensan utilizando la prensa neumática y, tras la fermentación alcohólica que dura una media de 10 días, el tiempo de crianza varía de los 14 a los 18 meses.

Añada 2016
El invierno fue relativamente suave y la brotación tuvo lugar sobre el 15 de abri, seguida de una primavera extremadamente lluviosa, aunque los niveles de lluvia siguieron la media en junio. El momento decisivo de la añada fueron las heladas extremas del 27, 28 y 29 de abril. Además, la región de Chablis sufrió dos granizadas el 13 y el 27 de mayo. La fase de la floración comenzó muy tarde, entre el 22 y el 28 de junio, aunque tuvo lugar en condiciones óptimas gracias al buen tiempo. El ciclo de crecimiento se llevó a cabo a dos velocidades diferentes entre las viñas afectadas por las heladas (tardías con menos producción) y las viñas que no se vieron afectadas (antes y con mayor producción). En julio se registró menos de la mitad de la lluvia que se acostumbra para el periodo, seguido de un agosto muy cálido y seco. Varios episodios lluviosos en septiembre, combinados con un sol radiante durante el resto del mes, permitieron a la uva alcanzar niveles óptimos de madurez. La vendimia en Les Vaillons empezó el 24 de septiembre con un sol radiante y acabaron el 29 de septiembre en el 1er Cru Mont de Milieu. Las inclemencias del tiempo afectaron a los rendimientos y, finalmente, se cosechó la mitad que en otras añadas, aunque las uvas son de una calidad excepcional y un gran equilibrio.

Para la cosecha de 2016, los vinos envejecieron durante 8-12 meses en el caso de los Chablis Villages y, entre 14 y 15 meses, en el caso de los 1er y Grands Crus.

Billaud-Simon Chablis 2016 se elabora con chardonnay de viñedos que crecen sobre suelos arcillo-calcáreos prácticamente blancos que se denominan Kimmeridgiense (de la época jurásica). Las uvas se han vendimiado cuidadosamente para preservar la calidad de la fruta y se seleccionan en mesa de selección con vibración. Las uvas se prensan con una prensa neumática para extraer suavemente el mosto y conservar al máximo los aromas primarios. Tanto la fermentación alcohólica como la maloláctica, ambas naturales, se llevan a cabo en depósitos de acero inoxidable. Y la crianza se alarga entre 8 a 10 meses y también se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable para preservar la frescura y la mineralidad.

Billaud-Simon Chablis 2016 tiene un bonito color dorado pálido con reflejos verdosos. En nariz tiene un perfume seductor y elegante de frutas amarillas maduras y con pequeños recuerdos de limón confitado y un fondo de avellana tostada. En boca tiene una entrada sedosa donde el vino discurre como una caricia, apareciendo en segundo término una frescura que equilibra el conjunto y lo hace vivo y largo. Al final, aparecen las notas cítricas y un toque ligero de cedro y miga de pan fresco. Para tomar desde ahora y durante los próximos 5 años, acompañando ostras, pescado y marisco, verduras salteadas, arroces, y quesos de oveja. Servir entre 10 y 12ºC en la copa Montrachet de la sèrie Vinum de Riedel (416/97) o en la copa Viognier de la serie Veritas (449/05).