Domaine Zind-Humbrecht
Alsace
68230 Turckheim. France.
Foundation year: 1959

Léonard y Olivier Humbrecht dirigen una de las tres bodegas más prestigiosas de Alsacia. Su filosofía biodinámica se ha plasmado en unos vinos de gran pureza que transmiten de manera cristalina la sensibilidad de cada suelo.

Domaine Zind-Humbrecht se fundó en 1959 con la unión de dos familias productoras: las de Zenón Humbrecht en Gueberschwihr y Émile Zind en Wintzenheim. Ambas familias producían con anterioridad vinos bajo su propio nombre. Los Humbrecht han mantenido la tradición vitivinícola de padres a hijos desde 1620, ya en el siglo XVIII alquilaban viñedos que hoy en día poseen, cerca de Gueberschwihr. Sin embargo no empezaron a embotellar sus propios vinos hasta 1947 y desde entonces solo elaboran su propia producción. En 1992 inauguraron una nueva bodega en Herrenweg e inmediatamente después empezaron a aplicar prácticas orgánicas y biodinámicas a sus cultivos, tarea que culminó en 2002, cuando obtuvieron esa certificación para todo el domaine.

Tienen 41,9 ha de viñedo, la mayoría en municipios de ancestral tradición vinícola: Thann, Hunawihr, Gueberschwihr, Wintzenheim y Turckheim. Entre todas las plantaciones se encuentran algunos Grand Cru de reputado prestigio, como Rangen Clos St. Urbain, Goldert, Hengst y Brand, así como pagos no clasificados -los llamados "lieux dits"- pero de gran reconocimiento y prestigio como Clos Windsbuhl, Rotenberg, Clos Hauserer, Herrenweg, Heimbourg y Clos Jebsal. Todos son excelentes terroirs con gran historia y magníficas uvas.
Prensan las uvas suavemente de 12 a 14 horas. Las fermentaciones duran de 2 a 14 meses, según el nivel de azúcar que tengan los mostos, y con control de temperatura, entre 19 y 23ºC.

Las vinificaciones se realizan en viejos fudres de madera de 900 a 9.000 L. No todos los vinos realizan la fermentación maloláctica. Hasta la fecha del embotellado el vino permanece en contacto con las lías. El periodo de crianza, dependiendo de la cuvée, varía de 12 a 18 meses. Los vinos no se pasan por frío ni clarifican, únicamente se filtran ligeramente por placas para eliminar los residuos de mayor tamaño. La producción anual de la bodega oscila entre 170.000 y 250.000 botellas según la cosecha, siendo el 75% para la exportación.