Remelluri

Remelluri
Rioja 01330 Labastida. Álava.
Rioja 08770 Sant Sadurní d'Anoia. Barcelona.
Foundation year: 1967

La Granja Nuestra Señora de Remelluri se encuentra en el antiguo monasterio de Toloño (Labastida), en una antigua propiedad de los monjes jerónimos que, en el siglo XIV, cultivaban las tierras con cereales y viña. Hoy todavía se pueden encontrar vestigios de aquella comunidad (un lagar y una necrópolis). En 1967 Jaime Rodríguez Salís adquiere no solo el núcleo central de la propiedad más 20 hectáreas de viñedo en buen estado sino que replanta el resto de viñedos y reconstruye las antiguas edificaciones, convirtiendo el monasterio en la actual bodega, en la que se elaboran, embotellan y envejecen los vinos de Remelluri. Desde sus primeras añadas, Remelluri se convierte en un referente en la Rioja, siendo una de las primeras bodegas que empieza a vinificar exclusivamente las uvas de la propiedad que rodean la bodega al estilo de los châteaux bordeleses. Actualmente, la propiedad tiene 154 hectáreas de las que un total de 105 hectáreas son viñedos, plantados con las variedades tempranillo, graciano, garnacha y las blancas moscatel, malvasía, garnacha blanca, chardonnay, viognier, sauvignon blanc, roussanne y marsanne, estas últimas localizadas en la parte más elevada de la finca. Los suelos son pobres, pedregosos, con capas arcillosas que retienen el frescor y la humedad. El clima, de influencia atlántica, proporciona abundantes precipitaciones y unas medias de temperatura más bajas que el resto de la denominación.

El cultivo se realiza con el máximo respeto por el medio ambiente, prescindiendo de la utilización de herbicidas, abonos minerales y productos sintéticos. Últimamente han hecho un esfuerzo importante para rejuvenecer el parque de barricas y utilizan una mayor proporción de barricas nuevas y un mayor porcentaje de roble francés.

El 2003 fue una añada de contrastes, un invierno de lluvias y nieves abundantes, una primavera tibia y un verano con largos períodos de sequía y altas temperaturas, seguidos de períodos cortos con una alta pluviometría, que provocaron un proceso de maduración precoz. La vendimia empezó el 1 de octubre y se alargó hasta el 24 del mismo mes. La diversidad climatológica provocó una maduración bastante irregular, obligando a realizar una selección de racimos muy exhaustiva en el campo. La producción media fue de 5.700 kg/Ha.