Anna Espelt Cap de Creus Cala Rostella 2018

Anna Espelt Cap de Creus Cala Rostella 2018

Cala Rostella 2018 es la segunda añada de uno de los tres vinos del microproyecto de Anna Espelt con las viñas de Mas Marés, en el camino de Roses a Cala Montjoi, en el Cap de Creus (Girona). Es su visión inédita y personal de la lledoner negre, el nombre que recibe la garnacha en el Empordà. Un vino con carácter y una personalidad única, que proviene de los bancales más altos, con paredes de piedra seca recuperadas, que miran al mar. Un tinto mediterráneo, con notas de frutas rojas y negras y un trasfondo de hierbas aromáticas, y una boca fresca y equilibrada. Largo, refinado y profundo.

36,90 €
221,40 €
O

Información

ELABORACIÓN
Cap de Creus Cala Rostella 2018
proviene de los bancales más altos con paredes de piedra seca recuperadas que miran hacia el mar. El lledoner negre (garnacha) con la que se elaboró se cosechó el 27 septiembre y se seleccionó en viña y en bodega. Fermentó con levaduras espontáneas y con una buena parte de uva entera. El sombrero se sumergió suavemente con las manos una vez al día. Cuando se sangró y se prensó, todavía había algunos racimos enteros. La maloláctica y la crianza la realizó en barricas viejas de 500 L donde permaneció durante 7 meses. Se embotelló sin filtrar ni clarificar.

NOTA DE CATA (Publicada en El Club de Agosto 2020)
Cap de Creus Cala Rostella 2018 tiene un bonito color grana de intensidad media, muy límpido y brillante. En nariz es seductor y delicado con intensas notas de frutas de baya que recuerdan a las grosellas, las cerezas, las fresas, los arándanos y las frambuesas con un trasfondo intenso de multitud de hierbas aromáticas de bosque mediterráneo como el romero, el tomillo y el laurel seco. En boca tiene una entrada fresca y equilibrada, con una textura de taninos muy pulidos que otorgan estructura y cuerpo al conjunto y que, acompañados por una buena frescura, lo hacen placentero y muy armónico. Largo, intenso y profundo con recuerdos de frutas negras como la ciruela, el tabaco fresco, el chocolate y el clavo al final del paladar. Un tinto apto para tomar ligeramente frío, entre 15 y 17ºC, acompañando embutidos, arroces de montaña, aves a la brasa y todo tipo de quesos de oveja o cabra. Para disfrutar desde ahora y durante los próximos 5 años, servido en la copa Chianti de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o en la copa Cabernet/Merlot de la serie Vinum de Riedel (6416/0).