Inicio de ciclo

Después de la vendimia 2022, inicia un mes de noviembre con temperaturas suaves y lluvia por debajo de la media, cayendo única y exclusivamente 35 L/m2 durante todo el mes.

Diciembre se presenta suave en cuanto a temperaturas y seco con respecto a la media de otros años, acumulándose solamente 32 L/m2.

Primer trimestre: brotación

Inicio del mes de enero inusualmente cálido que sigue con lluvias no muy intensas y alguna nevada muy suave a mediados. El final de mes es frío.

Febrero sigue con una tendencia de muy poca lluvia y muchos días con temperaturas bajo cero, acumulando solamente 20 L/m2 (cantidad de nuevo, muy por debajo de la media).

Marzo es un mes extremadamente seco, con temperaturas en inicio frías y con una subida a finales que provoca el lloro y en algunas zonas el inicio de la brotación.

Segundo trimestre: floración

Abril termina con una acumulación de apenas 26 L/m2 y con temperaturas muy por encima de lo habitual, sobre todo desde mediados de mes (a excepción del día 5, cuando la temperatura baja de 0 ºC y provoca una helada de manera localizada en algunos viñedos). La vegetación comienza un crecimiento más rápido que se traduce en un adelanto superior a 15 días.

El inicio del mes de mayo sigue con una tendencia de temperaturas ligeramente más altas que la media y muy poca lluvia. No es hasta el día 10 cuando se suavizan, viéndose las primeras flores hacia mediados de mes, con una ausencia total de lluvia.

Tercer trimestre; maduración y vendimia

Comienza junio con tormentas abundantes diversos días (3, 5, 11, 19 y 21) acumulando en el total del mes más de 80 L/m2. Las temperaturas siguen ligeramente altas y superiores a las de otros años, sobre todo a final de mes. La viña sigue reflejando un adelanto con respecto a años anteriores y con buena sanidad. Las lluvias de este mes hacen que el engrosamiento del racimo esté dentro de lo normal.

Julio es un mes muy seco a excepción de una tormenta el día 6 (de unos 12 L/m2) y temperaturas normales para la época, que hacen que la viña siga con un adelanto dentro del ciclo, observándose el inicio del envero sobre el día 10 y generalizándose a partir de mediados de mes.

Un mes de agosto seco y con temperaturas habituales al inicio de mes, aunque con una subida muy importante a partir del día 17, alcanzándose algún día temperaturas extremas de más de 42 ºC.

Estas condiciones, sumadas al adelanto del viñedo, provocan que la viña prácticamente deje de vegetar totalmente y que la maduración continúe más por deshidratación que por el proceso normal.

Inicio del mes de septiembre con temperaturas ligeramente superiores a otros años y con cantidad de tormentas, sobre todo del 1 al 5, cuando se acumulan unos 70 L/m2. El mes sigue con temperaturas más suaves y tormentas diversas durante los días 11, 15 y 21, con una acumulación de aproximadamente entre 20 y 40 L/m2 dependiendo de las zonas.

Como la viña prácticamente había cerrado el ciclo, no se produce un engrosamiento del grano de uva, pero sí evita la deshidratación y provoca un adelanto en la vendimia, comenzando en unas fechas totalmente inusuales: el 22 de septiembre las variedades blancas y el 25 las tintas.

Vendimia 2023

La vendimia 2023 se desarrolla con tiempo seco, soleado y con temperaturas ligeramente altas (superiores a la media), obteniendo una uva muy sana en la que sorprende el nivel de acidez, que es correcto, y en algunos casos el nivel de azúcar, que es superior a otros años.

Los vinos 2023 se muestran estructurados, con notas de fruta madura, taninos muy marcados y con buen equilibrio.