Raíz

Toro Albalá es una bodega familiar con una historia centenaria. Sus inicios se remontan a 1844, cuando Antonio Sánchez Prieto fundó una pequeña bodega en un viejo molino conocido como La Noria, en la falda del Castillo de Aguilar de la Frontera.
Tras varias generaciones, en 1922, José María Toro Albalá adquirió y restauró la antigua central eléctrica del pueblo para convertirla en una bodega y empezó a guardar vinos para envejecer, dando lugar así a Bodegas Toro Albalá.
A partir de los años sesenta, con Antonio Sánchez Romero al frente, la bodega dio un importante impulso, potenciando la diferenciación y la búsqueda de una personalidad propia, apostando por el sistema de añadas y consiguiendo vinos inconfundibles, que expresan la esencia de cada vendimia y de cada decisión tomada.
Bodegas Toro Albalá se sitúa dentro de la zona D.O.P. Montilla-Moriles, una de las grandes zonas vitivinícolas andaluzas que se caracterizan por la elaboración de finos, debido a la presencia abundante de tierras albarizas, donde el cultivo de pedro ximénez, uva con la que elaboran tanto sus vinos secos como los dulces, está totalmente adaptada al clima de la zona y la hacen perfecta para soportar la escasez de lluvia y las altas temperaturas en periodos estivales.
En la bodega les gusta conservar las tradiciones y cuidar hasta el mínimo detalle. Por eso, sus vinos más especiales son etiquetados a mano, numeradas y firmadas por el autor que ha cuidado ese vino desde el origen.

Vinos de la bodega

Tipo de ordenación
Fijar Dirección Ascendente

Estás viendo 47 productos

por página
Página
por página
Verifica tu edad para disfrutar de los vinos y referencias gourmet más exclusivas