Recaredo

Recaredo
Corpinnat
08770 Sant Sadurní d´Anoia. Barcelona
Año de fundación: 1878

Recaredo Mata Figueres nació en Sant Sadurní d'Anoia en 1878, y su hijo -Josep Maria Mata Capellades- fue quién empezó a trabajar en el sector del cava y a elaborar las primeras botellas de Recaredo en 1924. Desde los inicios y aún hoy, su prioridad fue elaborar cavas Brut Nature, de larga crianza e incorporar la barrica de roble en el proceso de elaboración y crianza de los vinos base. Actualmente, tomando el relevo a Josep y Antoni Mata Casanovas -hijos del fundador-  es la tercera generación de la familia quién dirige Caves Recaredo. En esta bodega histórica, en la que se llevan a cabo todos los procesos de elaboración y crianza, quedan partes con más de 80 años de antigüedad perfectamente conservadas.

En Recaredo destinan todo su esfuerzo a elaborar vinos respetuosos con su origen y su entorno. Este compromiso les ha permitido especializarse en una manera de elaborar que entiende el cava como una representación del terruño. La uva con la que elaboran sus cavas proviene exclusivamente de las viñas propias situadas en la comarca vitivinícola del Alt Penedès, un total de 50 ha. Paulatinamente han ido transformando prácticas agrícolas y hoy, en todo su viñedo, se siguen los preceptos de la biodinámica, no se emplea ningún tipo de producto químico, los abonos son de origen orgánico y natural y las levaduras son autóctonas. Además la vendimia se realiza manualmente y todos los procesos de vinificación, elaboración y crianza se llevan a cabo en la misma propiedad utilizándose exclusivamente tapón de corcho natural para la crianza de las botellas. El aclarado y el degüelle, como cualquier otro proceso de elaboración, lo realizan a mano. En todas las etiquetas indican la añada, los meses de crianza, siempre de un mínimo de 30, y la fecha de degüelle. Todos sus cavas son Brut Nature de añada y uno de ellos, Turó d'En Mota, cava de finca, se ha convertido en arquetipo del cava de máxima calidad.

En Recaredo han convertido en razón de ser terruño, autenticidad y calidad y en ese empeño certifican sus cavas, con sus procesos y prácticas tanto en viña como en bodega, anualmente.
Además de cava en Recaredo elaboran vinos tranquilos, Raustals i Can Credo, siguiendo también principios biodinámicos y ecológicos.