Selección del mes

SELECCIÓN Nº. 296, ENERO DE 2020

header_seccio_club_gener_es

“GRANDES VINHOS DE PORTUGAL”

1 Niepoort Lagar de Baixo 2017
1 Niepoort Dão Rotulo Branco 2017
1 Niepoort Drink Me Nat Cool 2018
1 Susana Esteban Aventura 2016
1 Susana Esteban Procura 2015
1 Susana Esteban Procura Na Ânfora Blanco 2018

Precio especial socios de “El Club”: 95,95€

Empezamos el año con Portugal, una selección especial que nos lleva hasta Alentejo, Bairrada y Dão de la mano Dirk Niepoort y Susana Esteban.
Dirk Niepoort es uno de los personajes más inquietos del mundo del vino. Revolucionó el Douro con magníficos vinos blancos y tintos, demostrando que hay vida más allá de los Portos, y ahora es todo un referente entre los grandes vinos del país luso. Lagar de Baixo se elabora con la variedad autóctona baga, y es un vino delicado y seductor, que quiere poner en valor los vinos tintos de Bairrada; Dão Rotulo Branco es un blanco fresco y sin maquillaje, ensamblaje de varias variedades blancas en desuso como borrado das moscas o rabo de ovelha; Drink Me Nat Cool, por último, forma parte de un nuevo concepto de vino, una propuesta accesible, ligera y fresca, elaborada también con baga.
Susana Esteban, de origen gallego, decidió emprender su aventura personal en el año 2009 tras trabajar en varias bodegas de Douro y Alentejo. Empezó con dos bonitas parcelas que encontró en el 2011 y, poco a poco, ha ido incorporando viñedos a su proyecto. Aventura y Procura son los dos tintos con los que inició su paso de enóloga a elaboradora de vinos. El primero, elaborado principalmente con aragonês y touriga nacional, es suave, fresco y elegante. Procura es un ensamblaje de alicante bouschet y otras variedades autóctonas. Un tinto poderoso, delicado y con personalidad. Procura Na Ânfora Blanco es la nueva añada de su vino blanco criado en ánfora, una propuesta mineral y compleja en nariz de elaboración tradicional. Seis propuestas que demuestran la gran riqueza de los vinos de Portugal.

NIEPOORT. BAIRRADA Y DÃO
Niepoort es una compañía de origen holandés que fundó Eduard Kebe en 1842. Cuando falleció en 1858, tomó el relevo la familia Niepoort. Desde entonces, la dirección de la empresa ha ido pasando de padres a hijos hasta llegar a la quinta generación actual. Desde 1987 es Dirk Niepoort quien capitanea la bodega, siempre revolucionando los ideales tradicionales y demostrando que Portugal también puede ser un referente de grandes vinos. Ya al año siguiente de su entrada en la dirección participó con éxito en el Festival de Portos de Copenhaguen. Y, en desacuerdo con la opinión mayoritaria de la familia, apostó por los grandes Vintage a partir de 3 meses y no de los 16, así como por elaborar vinos con microvinificaciones en favor de la singularidad. Su filosofía es la de aunar tradición y vanguardismo para conseguir más frescura en sus Vintages y Late Bottle Vintage (LBV).

Entre 1987 y 1988, Niepoort compró las viejas quintas (parcelas) en estado decadente de Quinta de Nápoles y Quinta do Carril, con 15 hectáreas de viñas jóvenes y 10 de viñas viejas.

En el año 2000 se inició el proceso de diseño de la nueva bodega en Quinta de Nápoles y en 2007 empezó su edificación. El principal reto del arquitecto Andreas Burghardt era que el edificio, situado en una colina con vistas al Douro y al valle, se mimetizase con el paisaje. Para conseguirlo, las principales partes de la bodega se encuentran bajo tierra y las paredes exteriores se han recubierto de piedra natural. En la zona visible también impera el concepto minimalista con hormigón y acero. Finalmente, el viejo museo en Vale de Mendiz entró a formar parte de Niepoort en el año 2003 y se convirtió en una bodega exclusiva para Portos.

Las naves de almacenamiento, ensamblaje, crianza, embotellado, etiquetado y comercialización están en Serpa Pinto en Vila Nova de Gaia. Rodeada por otras bodegas, Rua de Serpa Pinto es, además, el lugar mágico en el que descansan los viejos vinos de Niepoort. En los últimos años, Dirk Niepoort también ha adquirido viñedos en Dão (Quinta da Lomba, un antiguo viñedo comprado en 2013) y Bairrada (Quinta de Baixo, en 2012). Los vinos que forman parte de esta selección (Lagar de Baixo, Drink Me Nat Cool, Dão Rotulo Branco) pertenecen a estas dos últimas regiones.

Niepoort elabora Tawnies, Colheitas, Garrafeiras, LBV y Vintages, y ha intentado dividir los Portos en dos estilos para acercar a los amantes del vino este complicado mundo. Sus Dum representan la categoría de los Ruby, LVV y Vintage, y los Dee son los Tawny, los vinos de 10, 20 y 30 años de edad y los Colheitas. Ambas gamas tienen en la etiqueta los personajes del libro de Alicia en el país de las maravillas dibujados por Regina Pessoa.

Añada 2017 en Bairrada
El invierno 2016-2017 en Bairrada fue muy seco. A finales de abril y principios de mayo hubo algunas lluvias, pero le siguió un verano muy seco. Los bajos niveles de humedad redujeron el riesgo de enfermedades y se pudo evitar el uso de tratamientos para la viña. A causa del calor extremo y de las condiciones secas, las uvas maduraron muy rápidamente. La vendimia empezó 3 semanas antes que el año anterior, alargándose del 17 de agosto al 19 de septiembre.

Lagar de Baixo 2017 es un monovarietal de baga, una variedad por la que Dirk Niepoort siente pasión. Ésta, en concreto, nace en la Quinta de Baixo (Bairrada) de viejos viñedos, de entre 40 y 60 años, de Cantanhede, zona de suelo calcáreo, que da vinos de un ligero color amarillo, bajos en alcohol, elegantes y finos. El vino fermentó en lagares abiertos y en tinas de acero inoxidable de 2.500 L, donde también hizo la fermentación maloláctica. Crianza de 20 meses en grandes barricas y embotellado sin filtrar. Producción total de 9.900 botellas.

Lagar de Baixo 2017 tiene un precioso color granate, muy brillante y límpido. En nariz se muestra ligeramente tímido, pero a medida que pasa el tiempo, afloran aromas de frutas de baya como las frambuesas y las cerezas negras, con ligeros toques especiados que recuerdan a la pimienta rosa y que se conjugan con notas balsámicas como el eucaliptus. En boca es redondo y estructurado con una textura etérea de taninos pulidos, solo presentes al final de boca, pero que tras unos meses en botella se fundirán con el conjunto. Una buena frescura lo convierte en un vino equilibrado y placentero, ideal para acompañar platos de pasta con salsa, arroces de montaña, carnes frías o a la brasa, y quesos de cabra u oveja con poco tiempo de curación. Para disfrutar desde ahora y en los próximos 4 años servido ligeramente fresco, entre 15 y 17ºC, en la copa Chianti de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o en la copa Cabernet/Merlot de la serie Vinum Extreme (6416/0).

Lagar de Baixo 2017 es el mejor vino de Niepoort si hablamos de relación calidad-precio. Es un ejemplo de la tipicidad de la piedra caliza de Bairrada y la tipicidad de la baga también de Bairrada. Un vino fino y elegante, envejecido en tinas de 2.500 litros durante casi 2 años”, comenta Dirk Niepoort.

Añada 2017 en Dão
Esta añada tuvo un invierno seco con precipitaciones mucho más bajas que el promedio de los últimos 30 años. Le siguió una primavera cálida y seca, con olas de calor que persistieron hasta el comienzo del verano. Con el aumento de las temperaturas medias y la falta de lluvia, se vivió un avance del ciclo vegetativo de las cepas de aproximadamente dos semanas, desde la brotación hasta el envero. Esta situación continuó durante el verano y condujo a un inicio temprano de la cosecha que resultó ser particularmente intensa y corta. Las uvas se cosecharon de viejas viñas y se transportaron cuidadosamente a bodega donde se prensaron. El vino estuvo fermentando en lagares abiertos durante 4 semanas y acabó el proceso en tinas de acero inoxidable. La crianza tuvo lugar en esas mismas tinas, durante 20 meses, en contacto con sus lías finas.

Dão Rotulo Branco 2017 es un ensamblaje de variedades casi extintas como borrado das moscas, rabo de ovelha y cercial, entre otras. La idea a la hora de elaborar este blanco era fomentar la biodiversidad de las variedades y en Dão la que predomina es la variedad encruzado. Las variedades del ensamblaje proceden de viñedos con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, situados a 450 metros sobre el nivel del mar. El vino ha realizado la fermentación maloláctica en depósitos de cemento y la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable. Se ha criado durante 12 meses en depósitos de cemento. Producción de 6.000 botellas.

Dão Rotulo Branco 2017 tiene un bonito color amarillo limón pálido, muy brillante y límpido. En nariz es fragante con intensos aromas de frutas cítricas que recuerdan a la piel del limón fresco, fruta blanca como la manzana verde y un marcado punto de hinojo fresco. En boca recorre el paladar con una textura muy sedosa que se ve equilibrada por una frescura que lo vertebra haciéndolo vibrante y vivo. Deliciosos recuerdos de fruta blanca madura, con un ligero toque de madera tostada y un punto de sandía. Un blanco ideal para compartir en los aperitivos o acompañando pescado y marisco, sashimi o sushi y carnes blancas con salsa. Para disfrutar desde ahora y en los próximo dos años, servido entre 8 y 12ºC en la copa Riesling de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o la Viognier/Chardonnay de la serie Veritas de Riedel (449/05).

Dão Rotulo Branco 2017 es un Dão típico de suelos graníticos. Muy fresco, envejecido y fermentado en depósitos de cemento. Buena acidez, buena complejidad y mucha frescura”, dice Niepoort.

Añada 2018 en Bairrada
Esta añada fue difícil por las abundantes lluvias que se registraron entre los meses de enero y mayo, lo que provocó que hubiera poca uva, pero de mucha calidad. En esas condiciones climatológicas, fue extremadamente importante implementar tratamientos de prevención. El verano trajo altas temperaturas que, junto con las grandes reservas de agua del suelo, facilitaron una maduración óptima de las uvas. La vendimia manual empezó el 27 de agosto y acabó el 5 de octubre.

Drink Me Nat Cool 2018 se elabora con la variedad baga de viñedos que tienen una edad de entre 40 y 100 años, situados en la zona de Bairrada, plantados sobre suelos calcáreos. Un fantástico tinto que quiere expresar un nuevo perfil de la variedad, más accesible y ligero. Se ha criado durante 6 meses en depósitos de acero inoxidable. Se han elaborado un total de 16.000 botellas.

Drink Me Nat Cool 2018 tiene un bonito color rojo cereza poco profundo y muy brillante. En nariz despliega unos intensos aromas de frutas rojas silvestres como las grosellas y las frambuesas, con un punto floral que recuerda a la violeta y un ligero matiz especiado de clavo y pimienta negra. En boca es como un zumo de frutas recién exprimido, recorre el paladar fresco y ligero con unos taninos casi imperceptibles. Al final deja unos intensos recuerdos de frutas de baya, con un punto de caramelo de feria y regaliz rojo. Muy agradable y etéreo, el tinto perfecto para acompañar un aperitivo, una tabla de embutidos, pulpo a la brasa, quesos de vaca y oveja. Para consumir durante los próximos 3 años servido ligeramente fresco, entre 14 y 16ºC en la copa Riesling de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o la Viognier/Chardonnay de la serie Veritas de Riedel (449/05).

Drink Me Nat Cool 2018 es un vino súper fresco, muy ligero, afinado, no envejecido en madera (solo inoxidable). Tiene una gran expresión de Bairrada y la variedad baga con una ligereza y carácter que se adapta bien a varios tipos de alimentos”, explica Dirk Niepoort.

SUSANA ESTEBAN. ALENTEJO
Susana Esteban, gallega de Tui (Pontevedra), empezó a trabajar en Portugal en el año 2002 y en 2009 decidió emprender su aventura personal después de trabajar en varias bodegas de Douro y Alentejo. Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Santiago de Compostela y Maestra en Viticultura y Enología por la Universidad de la Rioja, había trabajado como enóloga en Quinta do Côtto (1999) y en Quinta do Castro (de 2002 a 2007) en el Douro, antes de trasladarse a Alentejo, donde asesora a varias bodegas, además de elaborar sus vinos. Con su proyecto, tiene el objetivo de ofrecer vinos de Alentejo con un carácter diferente al estilo tradicional de la zona.

Durante dos años estuvo buscando el viñedo perfecto y, finalmente, en el 2011, encontró dos bonitas parcelas, una en Évora con suelos de esquisto, y otra en Portalegre, en el Parque Natural de Serra de São Mamede. De ambas surgió su primer vino: Procura.

Poco a poco ha ido incorporando viñedos y elaborando nuevos vinos siguiendo diferentes métodos de elaboración y siempre con el uso de variedades autóctonas. Su trayectoria fue reconocida en 2012 cuando fue nombrada Enóloga del Año por la publicación portuguesa Revista de Vinhos, convirtiéndose en la primera mujer a la que se le había otorgado este título. En el año 2016, recibió el premio Productora revelación del año 2015 por la prestigiosa revista Wine - Essência do Vinho. Actualmente, elabora ocho vinos: tres blancos, cuatro tintos y un rosado.

Aventura 2016 es un ensamblaje de un 40% de aragonês, un 40% de touriga nacional y un 20% de variedades tradicionales de Portalegre. Se vendimiaron manualmente en cajas de 20 kg con selección manual en bodega. La vinificación se llevó a cabo en pequeños depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada. Producción de 16.980 botellas. Tal y como indica su nombre, este vino supuso el inicio de su aventura: tras 15 años trabajando como enóloga se convirtió en elaboradora.

Aventura 2016 es de un precioso color granate con reflejos rubíes, profundo y brillante. En nariz es una explosión de aromas de frutas frescas como las grosellas, las frambuesas y la ciruela roja, con un ligero recuerdo especiado y un punto láctico que recuerda al yogur de fresas. En boca es fresco y voluminoso con una textura sedosa y agradable que recorre el paladar con agilidad. Intensos aromas se marcan al final del paladar con exuberantes recuerdos de frutas silvestres y un punto floral de violeta y regaliz rojo. Para disfrutar desde ahora y en los próximos 4 años acompañando arroces de montaña y carnes rojas a la brasa, así como quesos de cabra y oveja cremosos. Para disfrutar ligeramente fresco, entre 14 y 16ºC servido en una copa Chianti de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o en la copa Cabernet/Merlot de la serie Vinum Extreme (6416/0).

Aventura 2016 es un vino elaborado con un 40% de touriga nacional, una de las variedades más importantes de las muchas que existen en Portugal, sin pasar por barrica. Por su añada y elaboración es un vino muy fresco”, afirma Susana Esteban.

Procura 2015 es un ensamblaje de 55% alicante bouschet y un 45% de variedades autóctonas del viñedo de Portalegre. Este vino nace de las dos primeras parcelas que Susana Esteban encontró tras dos años de búsqueda. Mientras que una de ellas esconde un viñedo de alicante bouschet con muy bajos rendimientos, plantado en suelos de esquisto, cerca de Évora, la segunda guarda un viñedo mixto tradicional en una parte mucho más fresca de Alentejo con rendimientos extremadamente bajos que agrega características inusuales al vino. Las uvas se vendimiaron manualmente en cajas de 20 kg y se seleccionaron en bodega. El vino se vinificó en lagares pequeños de acero inoxidable a temperatura controlada y se crio durante 16 meses en barricas de roble francés, 30% nuevas y un 70% de segundo año. Las 4.490 botellas elaboradas se embotellaron en abril de 2018.

Procura 2015 tiene un seductor color grana profundo con reflejos rubí. En nariz se muestra tímido y poco a poco van apareciendo seductores y concentrados aromas de frutas más negras y rojas en el punto justo de maduración que se conjugan con intensos aromas especiados de pimienta negra, regaliz y clavo. En boca es amplio y voluminoso, el vino envuelve el paladar con una textura llena de taninos jugosos y redondos vertebrada por una buena frescura que aporta un equilibrio perfecto. Intensos y placenteros recuerdos finales de grosellas, café y un punto de eucaliptus. Ideal para acompañar carnes rojas a la brasa, caza menor con setas de temporada y quesos curados. Para disfrutar desde ahora y en los próximos 7 años, servido entre 16 y 18ºC, en la copa Cabernet/Merlot de la serie Vinum de Riedel (6416/0) o a la Syrah de la serie Vinum de Riedel (6416/30).

En palabras de Susana Esteban: “El año 2015 fue un año excepcional en Portugal, Procura 2015 está elaborado a base de alicante bouschet y una viña de más de 85 años situado en la parte norte de Serra de São Mamede. Un vino con mucha personalidad, estructura y frescura”.

Procura Na Ânfora Blanco 2018 se elabora con varias variedades autóctonas de viñedos de 85 años plantados en Serra de São Mamede, a 700 metros de altitud. La uva se vendimió a mano en cajas de 20 kg y se seleccionó en la entrada de bodega. Las ánforas o talha eran las que se utilizaban para vinificar tradicionalmente en Alentejo. Este vino de Susana Esteban también se ha elaborado y envejecido durante 6 meses en ánforas de arcilla roja, pero se vinificó después de haber sido prensado y decantado con control de temperatura. Se embotelló en marzo de 2019 y tan solo se han elaborado 4.815 botellas.

Procura Na Ânfora Blanco 2018 tiene un bonito color dorado muy pálido y brillante. En nariz es muy perfumado con exuberantes notas de frutas blancas frescas como la manzana, flores blancas y marcados recuerdos cítricos con la piel de lima y hierbas mediterráneas como el hinojo y un punto de anís. En boca tiene una entrada fresca con un recorrido ágil y fresco que intensifica los aromas finales de limón. Ideal para acompañar entrantes, o con pescados a la brasa, arroces de marisco y quesos cremosos. Para disfrutar desde ahora y durante los próximos 5 años. Servir entre 10 y 12ºC, en la copa Riesling de la serie Vinum de Riedel (6416/15) o la Viognier/Chardonnay de la serie Veritas de Riedel (449/05).

Procura Na Ânfora Blanco 2018 procede de una viña extraordinaria de 85 años con mezcla de variedades autóctonas y está elaborado en ánforas centenarias, aunque utilizando la tecnología actual para preservar la identidad de la viña”, explica la enóloga.