Curii 2016

Curii 2016

Curii es el proyecto de Violeta Gutiérrez de La Vega (hija del propietario de la prestigiosa bodega Gutiérrez de La Vega) y Alberto Redrado (sumiller del Restaurante L'Escaleta) con el que están recuperando variedades y viñedos antiguos en la comarca de Marina Alta en Alicante. Curii 2016 está elaborado con la variedad giró, nombre tradicional que recibe la garnacha. Un tinto seductor, con mucha fruta, frescura e intensidad.

19,50 €
117,00 €
O

Información

ELABORACIÓN
Curii 2016
está elaborado con la variedad giró de viñedos de entre 30 y 70 años de edad, situados en la Sierra de Bernia (Alicante), a una altitud de 630 metros. Los suelos son poco profundos y de naturaleza calcárea con un alto contenido en hierro. La vendimia tuvo lugar la primera semana de septiembre y se procedió a un encubado de los racimos enteros en pequeños depósitos abiertos con bazuqueo diario. Se realizaron 30 días de maceración, sin prensar y dos años de crianza en barricas de roble de diferentes tamaños y orígenes, con trasiegas semestrales. Producción total de 2.540 botellas. La añada 2016 terminó el ciclo seco que empezó en 2012, ya que se recuperó el régimen de lluvias habitual. La excelente floración y la cuajada preveía una buena cosecha, aunque por miedo al agotamiento de las viñas de montaña, se realizó una severa poda en verde con la intención de compensar dos años especialmente secos como fueron 2014 y 2015. Al final de la primavera, llegó el calor y el verano no dio tregua. Se registró una pequeña parada en agosto y, tras ella, las curvas de maduración llegaron lentamente a buen puerto con una vendimia muy calurosa, de hecho, las máximas temperaturas del verano se registraron en septiembre.

NOTA DE CATA (Publicada en El Club de Abril 2020)
Curii 2016 tiene un delicado color granate de intensidad media. En nariz muestra una cierta dualidad entre frescura y madurez. Frutas rojas crocantes a la vez que maduras, cerezas, frambuesas y manzanas con un amplio abanico de hierbas mediterráneas como el romero y el tomillo, acompañadas de un seductor recuerdo terroso y de especias picantes. En boca es envolvente, voluminoso y con capas y capas de taninos que hacen de colchón. Al final, aparecen notas de frutas negras, casi en licor, y una nota terrosa y cárnica cada vez más presente. Un fantástico tinto mediterráneo ideal –servido ligeramente fresco– acompañando arroces de montaña, setas de primavera, carnes blancas y caza menor. Para disfrutar ahora y en los próximos 6 años en la copa Riesling de la serie Vinum de Veritas o en la copa Old World Pinot Noir de la serie Veritas de Riedel (6416/15 o 6449/07, respectivamente).