Raíz

Lustau es una de las bodegas de Jerez de mayor prestigio mundial y la única que elabora en las tres ciudades del Marco: Jerez de la Frontera, Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda. De hecho, Sergio Martínez, su enólogo y capataz, ha sido reconocido en 2020 y por cuarto año consecutivo como el “Mejor Enólogo de Vinos Generosos del Mundo”, según la International Wine Challenge. Martínez lleva más de 14 años trabajando con los vinos y las soleras de Lustau, y más de una década analizando y trabajando con sus soleras y criaderas. 
La bodega fue fundada en 1896 por Don José Ruíz-Berdejo Veyán, quien cultivaba las viñas en su finca Nuestra Señora de la Esperanza, en las afueras de Jerez. Actualmente, Lustau cuenta con la Viña Monteguillo, situada en el Pago de Montegil, con tierra albariza y una pendiente moderada donde crece la palomino fino; y con la Viña Las Cruces en el Pago de Abulagar, con suelos arenosos, de arcilla y albariza, en la que cultivan palomino fino, moscatel y pedro ximénez.
En sus inicios, Lustau almacenaba los vinos y después los vendía a las grandes bodegas exportadoras. De esta forma inició el concepto de almacenista: alguien que compra vino de Jerez o mosto de viticultores y lo cría en sus propias bodegas. En 1940, su yerno Don Emilio Lustau Ortega trasladó la bodega al casco viejo de Jerez y, poco a poco, fue ampliando el negocio como almacenista. En 1945, dejó de serlo para empezar a comercializar sus vinos y brandies con sus propias marcas (Papirusa, Jarana, Escuadrilla, Emperatriz Eugenia, etc.). Las primeras exportaciones empezaron 5 años después. En la década de 1970 la compañía continuó su expansión con la construcción de nuevas naves y en el año 2000 adquirió seis históricos cascos bodegueros del siglo XIX en el centro de Jerez para seguir ampliando sus instalaciones. Bodegas catedralicias, de altos techos, con muros gruesos, grandes ventanas y suelos de albero. 
Como buena reconocedora de la importancia de los almacenistas, en la década de los 80, la bodega empezó a embotellar y comercializar vinos muy especiales de pequeños bodegueros, creando la gama Almacenista. La idea es embotellar jereces que no tienen licencia del Consejo Regulador para que su trabajo sea reconocido y no acabe desapareciendo. Desde entonces, el nombre individual de cada almacenista está reflejado en la etiqueta. En esa década se une la gama Solera Familiar. Actualmente, también cuenta con la de Vinos Singulares, VORS y Ediciones Especiales. Esta última aúna, entre otros, los vinos Single Cask que Lustau ha elaborado junto a Vila Viniteca.

Vinos de la bodega

Tipo de ordenación
Fijar Dirección Ascendente

Estás viendo 59 productos

por página
Página
por página
Verifica tu edad para disfrutar de los vinos y referencias gourmet más exclusivas