Pago de Carraovejas 2019 (3 L) (Caja de Madera)

93
Peñín
91
Suckling
92
Wine spectator
Ecológico
Elaborador:
Color:
Tinto
País:
España
Formato:
3 L
DO / Zona:
Ribera del Duero
Grado alcohólico:
15
Variedad:
Tinto Fino, Cabernet Sauvignon, Merlot
315,00 €
Disponible

Pago de Carraovejas, fundada en 1987 en el célebre pago de Peñafiel (Valladolid), es una de las bodegas más emblemáticas y reconocidas de Ribera del Duero. Pago de Carraovejas 2019 está elaborado con tinto fino, merlot y cabernet sauvignon seleccionadas cuidosamente y criadas durante un año en barricas de roble francés y americano, que dan como resultado un vino carnoso, con estructura e identidad.

VITICULTURA: la añada 2019 se caracterizó por un invierno poco frío y con escasas precipitaciones. Gracias a las abundantes lluvias del 2018, la viña conservó una reserva hídrica que produjo un desarrollo perfecto durante todo el ciclo de la vid. La brotación y la floración se desarrollaron de una manera equilibrada en cada una de las variedades de la finca. El envero y la maduración comenzaron en torno a la mitad del mes de agosto y las bayas tuvieron un crecimiento muy homogéneo. La vendimia se inició el 18 de septiembre, fecha en la que se empezó a recoger la variedad más temprana, merlot, seguida del tempranillo y el cabernet sauvignon con el que se finalizó la recogida el día 5 de octubre. Pago de Carraovejas 2019 es el reflejo más honesto del valle al que debe su nombre. Un entorno en el que las viñas escalan sus laderas para conformar un paisaje singular. En la superficie de sus suelos de geología terciaria, afloran las margas calizas, arcillas y areniscas. Son terrenos que obligan a las vides a un esfuerzo por autorregularse y dar lo mejor de sí mismas. Parcelas que confluyen en una orografía marcada por su mesoclima único. Los viñedos se distribuyen desde las zonas medias hasta los páramos que superan los 900 metros de altitud; desde la ondulación suave que desciende hacia el arroyo, hasta las parcelas que superan el 30% de desnivel. Laderas orientadas al sur y al norte, cada una con su personalidad, dibujan el perfil propio del valle de Carraovejas.

ELABORACIÓN: para la elaboración de Pago de Carraovejas 2019 se han empleado las tres variedades presentes en la finca: un 93% de tinto fino, un 4% de cabernet sauvignon y un 3% de merlot. La primera selección de racimos se hace en la propia viña. Posteriormente, se realiza una doble selección en bodega: de racimos y de bayas. El trabajo por gravedad permite respetar la materia prima al máximo. La fermentación por parcelas, el uso de levaduras propias y el sosiego son las pautas de la elaboración de Pago de Carraovejas. El vino se afinó en barricas de roble francés y americano en torno a 12 meses. La paciencia, el cuidado y la atención por cada detalle dieron como resultado un vino que, tras clarificarse con clara de huevo natural, se embotelló en la primavera de 2021.

NOTA DE CATA: Pago de Carraovejas 2019 tiene un bonito, intenso y profundo color rojo cereza con brillantes reflejos violáceos. En nariz es perfumado y sugerente, con aromas de frutos negros como las moras, las ciruelas y los arándanos, acompañados con notas especiadas que recuerdan a la vainilla, el regaliz, la pimienta negra y un toque cítrico y anisado muy agradable. En la boca entra con volumen y es como un tapiz continuo de taninos pulidos donde todo está en equilibrio y armonía. Fresco, estructurado y con un final en el que aparecen agradables notas de ciruelas, haba tonka, cítricos naranjas y un sugerente recuerdo de café recién molido. Placentero y muy largo, para disfrutarlo desde ahora y durante los próximos 5 o 10 años.

MARIDAJE: ideal para acompañar todo tipo de platos de carne, desde aves guisadas hasta carnes rojas, además de quesos curados de vaca y oveja. Servir entre 14 y 16 °C.

Bodega Pago de Carraovejas
Ribera del Duero
47300 Peñafiel. Valladolid
Año de fundación: 1997

 

Pago de Carraovejas es una de las bodegas más prestigiosas de la Ribera del Duero. Fue fundada en 1987 por José María Ruiz Benito y por un grupo de empresarios que iniciaron la plantación de 15 ha de viñedo propio en el pago más célebre de Peñafiel, el Pago de Carraovejas. Almudena Calvo es la enóloga y Emilio Arranz es el responsable de viticultura. En 1991 elaboran la primera cosecha y desde entonces ya son un referente en la zona. Desde el año 2007, Pedro Ruiz Aragoneses –hijo de José María– dirige el grupo Alma Carraovejas al que ha dado un impulso importante sumando a Pago de Carraovejas su Restaurante Ambivium, la bodega Ossian Vides y Viñedos en 2013 –con un increíble patrimonio de viñedos centenarios de verdejo en Segovia–, Milsetentayseis en 2017 (también en Ribera del Duero) y, desde el año pasado, Viña Meín-Emilio Rojo en Ribeiro. A partir de esta cosecha 2020 elaborarán por primera vez en La Rioja, en el que será el último proyecto que se añadirá al grupo. En la actualidad, Pago de Carraovejas cuenta con 160 hectáreas de viñas propias. El viñedo está ubicado en una ladera de pendiente suave, prolongada y orientada al suroeste, donde disfruta de una perfecta exposición al sol y permanece protegido de los vientos del norte por la montaña y de las posibles heladas habituales de la zona. Las viñas están plantadas entre 750 y 900 metros sobre el nivel del mar sobre suelos arcillosos, arenosos, calcáreos, pedregosos, profundos y bien drenados. Las variedades plantadas son tempranillo en su mayoría, cabernet sauvignon y merlot. También compran uva a viticultores de la zona, a los que exigen unos estrictos protocolos de calidad. La bodega está diseñada para evitar el uso de bombas peristálticas. Disponen de depósitos de 25.700 L, 15.000 L, 10.000 L, 6.500 L y de hasta 500 L. En el momento en el que la uva llega a la bodega, pasa directamente a una cámara donde se mantiene fría antes de efectuar una doble selección de racimos y granos. Después pasa a un depósito móvil de acero inoxidable que mediante una grúa la conduce y eleva a los demás depósitos, donde se inicia la fermentación con levaduras autóctonas. Los depósitos de fermentación son más anchos que altos para lograr un mayor contacto con el hollejo y están instalados a mayor altura para una mejor manipulación en los trasiegos y descube de los depósitos. Así los hollejos caen directamente sobre la prensa. Los vinos envejecen en barrica de roble francés y americano, nuevo y de uno, dos y tres años.

Productos similares

Verifica tu edad para disfrutar de los vinos y referencias gourmet más exclusivas