Raíz

En 2012, trece años después de que Rotem Brakin y Mounir Saouma iniciaran su proyecto en Bourgogne (Lucien Le Moine), decidieron comprar una propiedad en la denominación Châteauneuf-du-Pape compuesta por unas parcelas de viña y una bodega —situadas entre los pueblos de Orange y Serignan-du-Comtat— que estaban abandonadas.
La primera parcela que compraron estaba situada en Pignan, 2 ha de un viñedo completamente abandonado, pero con una exposición inmejorable —hacia el norte— que ofrece un equilibrio perfecto entre el calor del sol y la frescura del Mistral. A esta le siguieron otras parcelas, como La Pointu, Esqueirons, Pierre Redon o La Bigote. Un total de 8,5 ha repartidas por los cinco pueblos que componen esta denominación. A estas parcelas se le suman 8,9 ha clasificadas dentro de la denominación Côtes du Rhône.
Un proyecto al que van ligados dos retos. Por un lado, controlar todo el proceso de elaboración desde el viñedo hasta la botella y, por otro, la posibilidad de trabajar unas variedades completamente distintas a las de Bourgogne, entre ellas la grenache y otras variedades locales.
Una pareja de éxito que sigue la misma filosofía que en Bourgogne, con unas largas crianzas y un contacto prolongado con las lías.

Vinos de la bodega

Tipo de ordenación
Fijar Dirección Ascendente

Estás viendo 32 productos

por página
Página
por página
Verifica tu edad para disfrutar de los vinos y referencias gourmet más exclusivas